30 julio 2007

Prisones en EUA y Mexico.

En un reciente artículo publicado en The Economist se argumenta que las prisiones con mejores condiciones de vida (luz, aire acondicionado, etcétera) dan lugar a menos peleas. Igualmente, que las prisiones que brindan más programas de rehabilitación (educación, rehabilitación de adicciones, entre otras) evitan que haya reincidencia. Las prisiones que tienen tratos muy rudos, hacen más probable que los ex convictos vuelvan a cometer crímenes. También, mencionan que las prisiones privadas pueden ser mejores que las públicas en EUA, pues ofrecen todas las bondades de una buena prisión y a un precio más barato.

Al respecto de este artículo, me parecen lógicos los resultados de todos estos estudios. Lo que en verdad me sorprende de este es el crecimiento explosivo de convictos en EUA, los cuales pasaron de medio millón en 1980 a 2.3 millones en 2006. Esto explica el porqué surgen prisiones privadas (el incremento excesivo de la demanda). No obstante, habría que preguntarse qué esta tan mal en EUA que cada día hay más criminales. No me imagino la clase de problemas sociales que existen para provocar algo tan grave en el país más rico del mundo. Además, me parece una locura que EUA se este gastando millones de dólares en guerras alrededor del mundo y no sean capaces de gastarse el dinero requerido para la salud mental de su población y su rehabilitación.

Aquí en México no se cantan malas rancheras. Es bien sabido que las prisiones son de pésimas condiciones para los que menos tienen, que están llenas de corrupción y los que tienen dinero, o bien, no pisan las cárceles o pagan para tener grandes privilegios dentro de los reclusorios. Por ejemplo, en una celda diseñada para no más de diez prisioneros se hayan hasta el triple de reos y quien puede pagar, tiene una celda para el solo, con cocina, baño, televisión, cable, etcétera. Para evitar este tipo de situaciones, tal vez un esquema de prisiones privadas podría funcionar, pero tendría que ser excesivamente vigilado, pues las empresas privadas no están exentas de corrupción en ningún momento. El esquema de prisiones privadas podría sólo contener reos de mínima peligrosidad y no relacionados con crímenes como la droga o con las mafias, que son las más probables en corromper a los custodios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario