29 noviembre 2007

Los legisladores y la extorsión.

Una prueba de que tan alejado se encuentran nuestros gobernantes de los problemas de la gente corriente es que hasta que no les sucede algo, no hacen nada. El mejor ejemplo es el intento de extorsión telefónica a legisladores y que a raíz de esto hayan tomado medidas para prevenir los plagios. Esta situación de extorsiones telefónicas lleva años sucediendo entre la población y nunca habían tomado medidas agresivas ante ello; ahora que les sucede a los señores legisladores si se toman medidas, que curioso ¿no? Me parece muy bien que se tomen muchas medidas contra este delito, pero es terrible bajo que circunstancias se toman. Si no fuera porque los mismos legisladores se suben sus salarios, también tomarían medidas contra la pobreza, la inflación, etcétera. En fin, así se las gastan nuestros legisladores.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario