31 mayo 2007

Contradicciones cotidianas del PND.


El día de hoy en Palacio Nacional se presenta el Plan Nacional de Desarrollo (PND). Como de costumbre al gobierno de FECAL enrejo el Zócalo, cerro locales comerciales y calles, sin importarle la vida de las personas y cuanto pueda afectar. Es un tanto contradictorio que presenten un plan para el desarrollo del país, y al mismo tiempo no pongan en alerta a la población para que planeen su vida y no afecte el desarrollo de sus actividades. El colmo es que para la presentación del PND se gastas cifras enormes de dinero en renta de equipo, medidas de seguridad, edecanes, folletos, comida, etcétera. En un país como México, donde la pobreza es enorme, esto es un insulto. Seguramente el PND hablara de disminución de la pobreza, mientras se gastan cifras millonarias en su presentación. Este tipo de eventos deberían de ser austeros, y publicar en Internet el PND y todo el dinero gastado invertido en obras que contribuyan al beneficio de la población: educación, salud o seguridad.

24 mayo 2007

Otra razón para desconfiar de los consejos del FMI


Uno podría pensar que organismos internacionales como el FMI, el Banco Mundial o la OCDE son organismos profesionales y que saben como hacer las cosas. Varios de estos organismos se han visto empañados por escándalos que hacen que su reputación se vea afectada. Esto no me sorprende, lo que me sorprende es que se sigan sus consejos ciegamente y se crean que estos organismos son infalibles y tienen la razón en todo.

Las críticas de que responden a intereses de EUA abundan, o de que son un instrumento de las multinacionales, etcétera. No obstante, nadie se ha puesto a criticarlos como es que hacen su trabajo y por qué no se les debería de poner atención a sus consejos.

Pondré el ejemplo que conozco, en Mayo de 2006 el FMI llego a realizar un estudio sobre el sistema financiero de México llamado Financial Sector Assessment Program (FSAP). Uno pensaría que este organismo se toma su tiempo para analizar los datos; hacer entrevistas con académicos, autoridades y personas involucradas en el sector financiero; buscar fuentes de información; verificar la información, y emitir una opinión independiente. Bueno, esto es falso, por las siguientes razones.

Primero, llegan con poco tiempo, dos semanas, y en ese lapso tienen que emitir un reporte sobre como funciona el sistema financiero de un país. Por más inteligentes que sean, en dos semanas no se puede conocer a la perfección como funciona un sistema financiero.

Segundo, sólo se entrevistan con personas que van a hablar bien del sistema financiero, como las autoridades o el presidente de la bolsa, etcétera. No se entrevistan con personas perjudicadas con el sistema financiero como El Barzon o con detractores académicos. Es decir, las opiniones que reciben tienen siempre una línea positiva. Si el FMI omite una opinión negativa de algún tema, es que las cosas están muy mal, porque hasta los encargados de hablar bien de ese tema, hablan mal.

Tercero, no buscan información por su parte, la solicitan a las autoridades y la que reciben es la que trabajan. Si la información es falsa o incorrecta, ellos no se hacen responsables. Además, que garantiza que la información que les haya dado el gobierno sea correcta y no lo estén haciendo con fines de obtener opiniones favorables.

Cuarto, la opinión no es independiente. Se redacta el documento y se el envía de regreso al gobierno mexicano para que revise las cifras y haga comentarios de si es correcta la información o no. Esto se presta para que se modifiquen la redacción para suavizar comentarios y que parezca que todo es belleza y felicidad.

Escuche de un caso en el cual se modifico la redacción sobre la falta de competencia en el sistema financiero, pues esta podría dar argumentos de apoyo a las críticas que en ese momento hacia Andrés Manuel Lopez Obrador contra las políticas gubernamentales. En otras palabras, se modifico la redacción para apoyar al gobierno federal y no dar argumentos al partido contrario al gobierno, en una clara falta de ética, pues se debió defender la verdad sobre los intereses político.

Finalmente, debo de llamar a este tipo de misiones de investigación económica, como investigación económica de turista. El grupo del FMI se hospedo en los mejores hoteles, visitaba las oficinas más lujosas del gobierno, de los banco, de casas de bolsa, las universidades privadas, restaurantes de primera, etcétera. Desde esos lugares realizaron su estudio y dieron su opinión, pero nunca conocieron la otra parte de México: su pobreza, la falta de infraestructura, la ignorancia, entre otras cosas maravillosas de nuestra nación. Son como turistas, que llegan a únicamente a las atracciones turísticas (hoteles, restaurantes, museos y monumentos) y se van con la imagen de que el país es maravilloso y que todo esta perfecto, sin conocer las realidades y sin involucrarse con sus habitantes. Por eso la llamo: investigación económica de turista.

Estas razones me parecen más que suficientes para desconfiar e inclusive no hacer caso de sus opiniones y de que estas marquen un camino acertado para que nosotros progresemos.

17 mayo 2007

Descoordinación en el GDF.


Uno se pregunta como en el DF cómo es que se roban los autos y logran legalizarlos, o cómo es que uno ya vendió su coche e hizo el cambio de propietario y le sigue llegando el requerimiento de tenencia, etcétera, etcétera. La razón la he averiguado hace poco tiempo: descoordinación de las secretarias del Gobierno del Distrito Federal.

La Secretaria de Finanzas, la Secretaria de Medio Ambiente (SMA) y la Secretaría de Transporte y Vialidad (SETRAVI) tiene cada una su propia bases de datos de los vehículos que circulan en el DF, para diferentes propósitos: tarjetas de circulación, permisos, verificación, pago de tenencia vehicular, etcétera. El punto clave, es que la información contenida en estas bases de datos son incompatibles entre si y no existe ningún programa para coordinar el intercambio y compatibilización de la información.

Es por ello, que uno puede dar de baja su vehiculo o hacer cambio de dueño ante la SETRAVI y seguir recibiendo la solicitud de pagos de la tenencia, por parte de la secretaria de finanzas del DF. Esta situación llevo a situaciones tan absurdas como el que el GDF no sepa si miles de vehículos en el DF pagan o no pagan sus impuestos, o inclusive si continúan en circulación o no. Si a esto le sumamos la clásica corrupción más la delincuencia organizada, lo que se tiene es un desastre.

La información exacta de cuentos vehículos circulan en el DF, cuanto pagan de impuestos, quienes los usan y demás información relacionada es de capital importancia para el diseño de las políticas publicas. Simplemente, la información puede arrojar que el DF se encuentra demasiado saturado de vehículos y lo necesario es crear más transporte público y no nuevas vialidades, pues las nuevas obras se saturarían rápidamente (el ejemplo máximo de esto es el segundo piso en el DF).

Este tipo de vicios se repite a todos niveles, a nivel de las secretarias, entre secretarias, entre gobiernos locales, entre gobiernos estatales y en el gobierno federal. Insisto, si se eliminaran ese tipo de ineficiencias, el país funcionaria muchísimo mejor y el trabajo gubernamental seria más eficiente. Cada gobierno que llega quiere hacer reformas impresionantes que cambien al país y se gasta mucho tiempo y dinero en ello, con resultados mínimos. Mejor sería que las autoridades se enfocaran en cambiarse internamente, para después poder hacer cambios de calidad en México.

10 mayo 2007

La ONU alerta sobre el aumento descontrolado del uso de etanol

Comparto esta noticia publicada en el diario El País de España. Este periódico tiene circulación nacional, pero no es muy leído en México. La relevancia de la nota, es recalcar los peligros del uso del biocombustible en forma masiva. Los riesgos que implica para el mundo ya han sido tratados en la entrada del día 5 de marzo de 2007.

La ONU alerta sobre el aumento descontrolado del uso de etanol.
El organismo avisa de que causará más pobreza, hambre y polución.
F. GUALDONI - Madrid - 10/05/2007.

Naciones Unidas echó ayer un balde de agua muy fría a la cabeza de los entusiastas del uso masivo de biocombustibles en lugar de los carburantes fósiles: las prisas por producir ingentes cantidades de energía del maíz, la caña de azúcar, la soja o la palma acelerarán la deforestación mundial, provocarán hambruna, expulsarán a los pequeños agricultores de sus tierras y harán más pobres las regiones del planeta que ya lo son. "El tema es muy delicado y debe manejarse con mucha responsabilidad", dice el organismo.

El informe de la ONU sobre el impacto del uso de los biocarburantes a gran escala dado a conocer el martes por la noche en Nueva York es el primero y más completo de su tipo. Se da a conocer cuando ya ha habido una crisis en México por el aumento del precio de las tortillas de maíz -alimento básico de la dieta mexicana- por el desvío del grano a la producción de etanol en Estados Unidos, y dos meses después de la visita del presidente George Bush a Brasilia para firmar un acuerdo con su homólogo, Luiz Inácio Lula da Silva, para la producción y exportación de etanol. EE UU y Brasil son los mayores productores de biocombustibles, seguidos de China.

Los expertos no están en contra del aumento del uso de los carburantes vegetales -reconocen que puede ser beneficioso para mantener a raya los precios del petróleo y proveer de energía barata a muchas áreas rurales de los países pobres-, sino de que se extienda el uso de esta energía de forma alocada y sin medir bien sus consecuencias.

"A menos que las nuevas políticas que se pongan en marcha tengan en cuenta la protección de las tierras amenazadas, garanticen un uso socialmente aceptable de la tierra y vayan encaminadas a un desarrollo sostenible en su conjunto, el daño social y medioambiental de la bioenergía puede, en muchos casos, superar a los beneficios", ha afirmado Gustavo Vest, vicepresidente del brazo de la ONU dedicado a los estudios energéticos.

Un mercado en alza
El mercado de la bioenergía, con un volumen de negocio de miles de millones de euros anuales, es uno de los de más rápido crecimiento del mundo. "Dentro de años los biocombustibles supondrán el 25% de toda la energía mundial", según el director adjunto de la FAO -Agencia para la Alimentación de la ONU-, Alexander Iler, citado en el estudio.

El informe señala que la industria bioenergética puede causar un desequilibrio en el abastecimiento alimentario al destinar las tierras, aguas y otros recursos a la producción de biocombustibles en detrimento de productos alimentarios básicos. Esta situación generaría escasez y subida del precio de los alimentos y empeoraría las condiciones de la población que ya vive en el límite de la pobreza o por debajo de ésta.

Otra preocupación que expresan los expertos de Naciones Unidas es que los programas de biocombustibles ocasionen una concentración de la propiedad de las tierras en manos de unos pocos productores, que deje a los pequeños agricultores y a los más pobres fuera del mercado y, por consiguiente, inmersos en la indigencia.

También se apunta, por ejemplo, que las grandes extensiones de tierra que se requieren para aumentar la producción de bioenergía, terrenos que serán arrebatados a las áreas forestales, producirá una liberación de grandes cantidades de carbono del suelo y de la biomasa forestal. Para minimizar las emisiones del gas que produce el efecto invernadero asociado a la producción de biocombustibles, la ONU recomienda que la industria preserve los pastizales vírgenes, los bosques primarios y las tierras con una alta biodiversidad.

09 mayo 2007

Sobre la Ciudad de México

La Ciudad de México y zonas aledañas adolecen de un plan de desarrollo urbano. Los mega proyectos que se realizan en la Ciudad de México no responden a las necesidades de sus habitantes. Por ejemplo, la construcción de los segundos pisos sobre periférico no ha funcionado, pues a horas pico se encuentran saturados. Otro caso seria la mega biblioteca inaugurada y días después cerrada por falta de una construcción inadecuada. Este tipo de proyectos responde a intereses de los políticos por hacer cosas espectaculares y ganar votos.

Otro ejemplo claro es la instalación de playas artificiales en el DF y su abarrotamiento de personas, fue una medida populista de corto plazo. Estas playas son un indicador de la pobreza en que muchos viven en la ciudad, también es un indicador de la falta de infraestructura urbana y opciones de diversión y esparcimiento para los pobladores.

La ciudad tiene problemas serios: ambulantaje, transporte, agua, contaminación, pobreza y delincuencia. Estos problemas a pesar de ser graves tienen solución, pero se requiere de una visión de largo plazo y de una amplia voluntad política. Algo de lo que carecen nuestros gobernantes locales.

Es momento de que los pobladores de la Ciudad de México comiencen a pensar en que tipo de ciudad desean vivir y como la quieren. Es momento de que todos los pobladores se hagan preguntas como: ¿Deseo viajar tres o cuatro horas diarias a mi trabajo o prefiero utilizar solo treinta minutos? ¿Tengo que desplazarme grandes distancias para encontrar un parque o una zona adecuada para hacer deporte? ¿Queremos zonas llenas de basura o calles limpias? ¿Queremos una ciudad llena de vallas publicitarias, grafittis o tags?

Una vez que los pobladores de esta mega ciudad sepan bien lo que quieren, se lo deben de exigir a las autoridades que dicen representarlos: diputados, senadores, jefes delegacionales, burócratas, etcétera. Pero se debe de exigir con cartas, misivas, propuestas y protestas de ser necesario.

Muchos sudamericanos acusan al mexicano de ser un “agachon” es decir, de ser alguien que no dice lo que quiere, alguien cobarde. Esta percepción no parece errónea y es momento de cambiarla, antes de que los problemas actuales de la ciudad dejen de tener solución.