12 mayo 2008

Robo de piezas arqueológicas mexicanas.


México, como muchos países, ha sido expoliado desde hace mucho tiempo y todas las riquezas extraídas son o imposibles de recuperar o existe poca posibilidad de ello. No obstante hay ocasiones en donde probablemente se haga justicia y recuperemos algo de lo robado.

Hace unos días en Munich, Alemania, detuvieron una colección de más de mil cien piezas precolombinas que se sospecha esta compuesta en su mayoría por piezas obtenidas ilegalmente. El que Alemania las haya detenido e intervenido fue por un tecnicismo, ya que no la colección no contaban con la autorización para entrar al país teutón. Esta colección tiene una historia larga, pues desde 1997 se encuentra en Europa y al menos hasta este año se encontraba en una bodega española, hasta que su “dueño” Leonardo August Patterson, ex diplomático costarricense, decidió trasladarla a Alemania (donde reside) debido al riesgo de que fuera intervenida por el gobierno Español a petición de sus dueños originales. Si Patterson no logra comprobar la propiedad de las piezas, estas se regresaran a sus dueños y Patterson podría ir a la cárcel.

A México le interesa este tema, pues al parecer existen 500 piezas que fueron obtenidas ilegalmente y el gobierno mexicano las reclama para su repatriación. No sólo México esta interesado, Perú, Costa Rica y Guatemala también han iniciado procedimientos legales para recuperar parte de esta colección. Por lo menos a Perú le fueron concedidas la devolución de 31 piezas de la cultura Mochica, cuando la colección permaneció en España.

Esperemos que se haga justicia y no sólo a México le devuelvan estas piezas robadas, también al resto de los países latinoamericanos involucrados: Guatemala, Perú, Colombia, Costa Rica y Panamá.

Según el diario guatemalteco Prensa Libre Leonardo August Patterson es toda una pieza digna de una cárcel, estos son sus antecedentes que la INTERPOL tiene contra él:

1975: buscado en Zúrich, por estafa.
1984: buscado en Washington, por tráfico ilícito de piezas arqueológicas.
1986: arrestado en Estados Unidos, por tráfico de animales.
1991: indagado en Basilea, por estafa con obras de Salvador Dalí.
1999: tráfico ilícito de piezas arqueológicas en relación con una máscara olmeca.
2001: las autoridades alemanas decomisaron, en el aeropuerto de Múnich, en el equipaje de una mujer peruana, una pieza arqueológica de origen mexicano destinada a Patterson.
2006: las autoridades peruanas pidieron a la Interpol que localizara a Patterson, por tráfico de piezas arqueológicas.
2006: un juzgado Penal de Lima, Perú, abrió una causa contra Patterson, por delitos contra el patrimonio cultural.

4 comentarios:

  1. Fíjate que el fin de semana viendo algunas fotos que con la familia se compartían de el viaje de unos idems, se mencionaba lo del penacho de Moctezuma, que quién lo tenía que dónde, etc. creo que mencionaron que fue en un museo de Viena, en Austria. Después de una plática sobre lo indignante de este asunto, llegaron las fotos de la antigua Grecia en un museo inglés, donde curiosamente ahí sí se aprobó por la mayoría de los que descansábamos en un sillón el hecho de que se mantuvieran en mucho mejores condiciones que en su natal Grecia... claro no fue un robo despiadado como el que mencionas, pero no es como el robo que hizo slim "comprando" veintitantas esculturas de Dalí?... vaya entramos a terrenos donde Robin hood podría ayudarnos a diferenciar lo justo de lo injusto.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Yo he tenido la fortuna de estar en el British Museum, y seguramente te refieres a los frisos Partenón. Hasta donde se Grecia reclama las piezas, pues estas fueron saqueadas hace mucho tiempo. Los argumentos que ponen los ingleses para no devolverlas, según un panfleto que daban gratuitamente a los visitantes, es que las piezas eran accesibles en Londres para todo el mundo y en Grecia no (¡¿ WTF?!) y que mientras Grecia no reconociera que los ingleses eran los dueños legítimos no podían empezar los tramites burocráticos para regresar las piezas ( ¡¡¿¿WTF??!!). Yo creo que les deberían de ser devueltas a Grecia las piezas.

    ResponderEliminar
  3. En la mañana he leído también información acerca de la cabeza olmeca falsificada y su venta en millones de dolares.

    Es una pena que los traficantes busque un lucro con la violación de los objetos culturales por excelencia de nuestros antepasados. ¿Y qué hacen nuestras autoridades?...

    ResponderEliminar
  4. ¿Y qué hacen nuestras autoridades?...

    ... lo mismo me pregunto.

    ResponderEliminar