18 junio 2008

Lecciones de Irán para México: gasolina, importaciones y dependencia externa.

En Irán esta pasando una situación parecida a México, con respecto al consumo de gasolina, según el diario español El País. En este sentido es interesante saber que pasos están dando para solucionar su situación.

Irán es un gran productor de petróleo, pero no produce su gasolina y tiene que importar una gran de este producto para el consumo interno. Además, para evitar que los movimientos internacionales de los precios del petróleo afecte el precio de las gasolinas importadas, el gobierno iraní las subvenciona. Esta política, junto con los subsidios a la electricidad y el gas, ha hecho que el gobierno iraní gaste 65,000 millones de euros al año. Todo esto ha llevado a que exista un consumo irracional de la gasolina en Irán, que no refleja la situación económica internacional.

El gobierno iraní sabe bien que esta situación es insostenible en el mediano plazo y ya anunció que la disminución de los subsidios a la gasolina y su desaparición en 2011. Igualmente, sabe que tal importación de gasolinas los deja muy vulnerables ante el exterior (en términos económicos y políticos), volviéndose una cuestión de seguridad nacional, y es por ellos que junto con Siria, Malasia y Venezuela esta construyendo una refinería.

De esta manera, el gobierno iraní esta tomando pasos decisivos para disminuir su dependencia externa y eliminar la dilapidación de los recursos públicos iraníes, para poder usarlos en otras actividades. A temor de parecer repetitivo, debo de resaltar que para el proceso de refinación Irán recurrió a alianzas estratégicas con el fin de reforzar su soberanía y no lo hizo con cualquier empresa privada, pues entienden que la seguridad de su nación esta en juego y no sólo su economía.

Mientras tanto, en México, el gobierno federal no da pasos claros para reducir el gasto irracional en subsidios de gasolina, ni el gasto absurdo en su importación, ni señas de construcción de refinerías para eliminar nuestra dependencia externa. Me parece que en este sentido, podemos aprenderle algo al gobierno iraní.

Finalmente, banco de México (Banxico) parece que tiene vista de corto plazo, ya que defiende los subsidios a la gasolina. Si bien es cierto, que esto ayuda al combate de la inflación en el corto plazo, esto es insostenible en el mediano plazo y puede producir una crisis de las finazas publicas, lo que llevaría a inflaciones de locura. Así, que Banxico debería de ser uno de los más interesados en que esta situación se eliminará de la mejor forma posible.

4 comentarios:

  1. A riego de parecer simplista. Yo opino que la gasolina no debería recibir ningún subsidio. El Estado gastaría ese dinero en una red de transportes más eficientes; el tráfico (y la contaminación) se reducirían; mucha gente que viajaba en coche se vería obligada a utilizar transporte público, reduciéndose el golfo en México entre quienes tienen coche y quienes no; y la gente tendría que caminar un poco más, bajando de peso y ahorrándole (especialmente a futuro) muchos millones de pesos al sector saludo que tendrá que hacerse cargo de todos los niños gorditos que inundan nuestras calles.
    saludos

    ResponderEliminar
  2. Emilio,

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, se debe de promover un transporte público eficiente, pues el modelo de transporte de personas en México a base de autos particulares no es lo ideal para el país. Igualmente, corro es riesgo de ser simplista.

    ResponderEliminar
  3. Pues seremos tres simplistas...

    Como modelo de transporte siempre Holanda me a parecido el mas indicado en cuanto a eficiencia, programas destinados a transporte alternativo, vias de comunicacion y por tanto calidad de vida.

    Abria que aprovechar la red ferroviaria que tenemos en México.

    Yo en lo personal podria platicarles el caso TREN SUBURBANO, es muy similar al que me encontre en Malaga España, pero su precio me parece excesivamente caro aqui en México para el recorrido que realiza.

    Esto y todos los transportes publicos deberian mejorar.

    ResponderEliminar
  4. Simplista #4

    Por eso mismito no me amino a manejar o comprarme auto. Es traer MÁS contaminación (q es lo peor) y robárle más aspecia a nuestras ya apretadísimas vías de circulación...

    ResponderEliminar