20 julio 2008

El capitalismo del desastre: el Estado de la extorsión

Dejo un artículo de Naomi Klein titulado: El capitalismo del desastre: el Estado de la extorsión ; el cual complementa el de Noam Chomsky que publiqué ayer. La versión en español es de La Jornada y la original es de The Nation.

Básicamente me parece interesante porque vuele a exponer como el discurso del miedo es usado para vendernos cosas que en el pasado parecerían inadmisibles.

12 comentarios:

  1. Te van a excomulgar kb, no andes promocionando ese tipo de lectura subersiva jajajajajaja

    Saludos

    XX

    ResponderEliminar
  2. En el blog de Esquivel dices que trabajaste en Banxico, supongo que eres economista? de dónde? Se me hace interesante y curioso que además de ser economista leas otras cosas no ortodoxas lo cual es bueno creo.

    saludos
    XX

    ResponderEliminar
  3. Si, soy economista y estudie en la UNAM. A mi más bien me parece curioso que muchos economistas (ortodoxos y heterodoxos) se cierren sólo a un tipo de lecturas, pues tienden a volverse dogmáticos en torno a sus ideas y a-científicos por lo mismo.

    Y si crees que me van a excomulgar, yo creo que ya pase por eso.

    ResponderEliminar
  4. Nahual, seria muy interesante que nos contaras tus experiencias como economista, tu visión más amplia y no solo ortodoxa e inclusive el por qué dejaste Banxico en fin creo que puede ser muy útil.

    Por cierto tienes razón no hay que ser dogmaticos.

    Entonces ya andas excomulgado? no me extrañaria eh y que bueno.

    saludos
    XX

    ResponderEliminar
  5. XX,

    Salí de Banxico porque me fui a estudiar al extranjero y sobre mi “visión más amplia” puedes leer mi blog, aquí trato de plasmarla lo mejor que puedo.

    En cuanto al Yo Economista, eso daría buen material para un post, deberé de considerarlo.

    ResponderEliminar
  6. El Nahual:

    Hola, muchas gracias por responder.

    Está muy interesante tu blog.

    Por cierto, qué estás estudiando y en dónde?

    Haces bien en seguirte preparando.

    Saludos
    XX

    ResponderEliminar
  7. Desde mi punto de vista Naomi Klein es una autora tan exitosa como tramposa.

    A fin de justificar su tesis de que diversos grupos conspiran para generar crisis que les permitan implantar cambios de corte liberal que favorezcan sus intereses económicos omite información relevante, exagera y distorsiona sin el menor pudor a sabiendas de que su audiencia no cuestionará nada de lo que dice.

    Algunas personas se han encargado de exhibirla:

    http://www.youtube.com/watch?v=GPqmjUbpK8I

    http://www.youtube.com/watch?v=M0u-3iEDqBE

    http://www.youtube.com/watch?v=3HkYYZhyiZU

    ResponderEliminar
  8. No revolvamos peras con manzanas.

    Primero las peras. Lo que me importa resaltar sobre el articulo de Naomi Klein es su argumento de que el miedo generado por diversos tipos de crisis es usado para el beneficio de unos cuantos, cito de su articulo:

    “hoy el método preferido para remodelar el mundo, bajo los intereses de las empresas multinacionales, es sistemáticamente explotar el estado de miedo y desorientación que acompaña los momentos de gran shock y crisis. El globo terráqueo es sacudido por múltiples shocks, parece ser un buen momento para ver cómo y dónde es aplicada la estrategia.”

    Esto me parece una verdad y no es una situación novedosa. En tiempos de guerra, hambrunas, desastres naturales, etcéteras, siempre el más fuerte, el más listo, el que detenta el poder en ese momento, etcétera, aprovecha las condiciones para obtener ventajas para si mismo, muchas veces a costa del resto. Esta situación me parece que esta pasando entorno a terrorismo islámico, Irán y el petróleo; y hay que tener mucho cuidado con el miedo que nos tratan de infundir.

    En el artículo no parece ninguna información que me parezca falsa o exagerada.

    Ahora las manzanas.

    Sobre las criticas al libro de Naomi Klein, sobre Friedman y la Tiananmen, no tengo comentarios, puesto que no he leído su libro, entonces resultaría muy aventurado de mi parte inclinarme de un lado u otro. Por lo tanto, no se decir si son exageraciones, si esta fuera de contexto, o algo falso lo que menciona Klein.

    Sobre lo que si puedo comentar es que la critica de copious dissent a Klein francamente me parece muy barata y poco seria, entre otras cosas por lo siguiente: tiene insultos simples contra Klein; tiene argumentos que sólo buscan llamar la atención del espectador y están fuera de contexto (Klein habla de cómo la guerra contra el terrorismo se uso para lanzar un nuevo tipo de modelo de economía y de repente aparece un argumento que dice no se puede dialogar con extremistas musulmanes y el uso en llamas de las imágenes del WTC);
    niega las torturas en Abu Ghraib; e inclusive afirma que Friedman no apoyaba a los dictadores como Pinochet, cuando en realidad nunca condeno su régimen y al contrario le presto consejo económico. Yo sinceramente la descartaría por su falta de seriedad.

    Y el pilón,

    Si quieres leer algunas criticas interesantes a No Logo, te recomiendo que leas Rebelarse Vende, de Joseph Heat y Andrew Potter, Edt. Taurus, 2005. No todo el libro trata de eso, pero en algunos capítulos aborda algunas criticas interesantes.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por la lectura recomendada, ya la había hecho. Muy buen libro.

    Los señalamientos de Kelin a mi me parecen tan baratos y poco serios como los de Copius Dissent. En mi opinión ambos domina la estridencia sobre la sustancia y ambos están dispuestos a incurrir en inexactitudes, exageraciones omisiones o mentiras si creen que les resulta útil para promover su punto de vista (o venta de sus libros).


    Es un hecho que Friedman NO apoyaba a los dictadores. Nunca fue asesor de Pinochet (lo fueron alumnos suyos) y SI condenó a su régimen y lo cito:

    "Chile no es un sistema político libre y yo NO APRUEBO (énfasis mío)el sistema político... la condición de la gente en los últimos años ha mejorado y no empeorado. Estarían aún mejor si se deshicieran de la junta y fueran capaces de tener un sistema libre democrático."

    El que un dictador atendiera a lo que pudiera aconsejar Friedman o Keynes, el que tuviera asesores que hubieran estudiado con alguno de ellos no significa que contaran con el apoyo de alguno de estos economistas.

    Hay quienes pensamos que la liberalización económica y la prosperidad que trajo consigo contribuyeron al fin de la dictadura en Chile. Pero esa es una opinión, y puede estar equivocada.

    ResponderEliminar
  10. Nunca dije que Friedman fuera asesor de Pinochet, pero si dije que le presto consejo. Se reunió con Pinochet alrededor de 45 minutos y durante ese tiempo aconsejo a Pinochet sobre que tipo de política económica debería de llevar Chile; inclusive en algún momento le escribió una carta para aconsejarle sobre la economía chilena.

    http://www.eldiarioexterior.com/noticia.asp?idarticulo=11986

    Ahora, recuerdo bien esa cita de Friedman, es de Free to Chosse, pero no me parece una condena abierta; es una muy suave e inclusive parece que justificar que la dictadura era buena porque había mejorado el nivel de vida de los habitantes. Me parece que nunca tuvo el valor de hacerlo abiertamente y condenar la dictadura con la contundencia que se merecía.

    Finalmente, me parece que atribuirle a la economía el final de la dictadura, es anular la historia de los chilenos que posteriormente al golpe de estado comenzaron a luchar contra la dictadura, ya fuera desde el mismo Chile o desde el exilio. Chilenos que perdieron sus vidas, que fueron torturados, que fueron expulsados y que estaban comprometidos porque la democracia volviese a su país.

    ResponderEliminar
  11. Estarás de acuerdo conmigo en que hay una gran distancia entre apoyar a dictadores y haber condenado (levemente si se quiere) a un régimen dictatorial y haber prestado consejo a un dictador, seguramente en el convencimiento de que de seguirlo se aliviaría el sufrimiento de sus gobernados.

    ResponderEliminar
  12. Definitivamente hay diferencias y deben ser mencionadas, aunque tales diferencias no me parece que este tan alejadas una de otra. Tal vez, sea cuestión de ética personal.

    ResponderEliminar