25 julio 2008

Ganado: generación de gases invernadero, algunas soluciones.


En un post anterior había mencionado que el ganado es una de las mayores fuentes de generación de gases invernaderos, debido en buena medida a sus flatulencias (Véase aquí el informe de la FAO). El día de hoy me he encontrado con dos noticias sobre estudios interesantes al respecto. El primero se trata de uno realizado en Argentina, por el Instituto de Nacional de Tecnología Agropecuaria, en el cual colocaron contenedores plásticos conectados mediante un tubo a los estómagos de las vacas para captar el gas metano que emiten y así poder medir el impacto que tiene sobre el medio ambiente. Las fotos son bastante simpática, pero los resultados no lo son. Estos últimos indican que producen una gran cantidad de gas metano al día (de 800 a mil litros al día) y dado que la industria ganadera argentina es enorme (cuentan con 55 millones de cabezas de ganado) se estima que ésta generan el 30% de los gases invernadero de dicho país. Es por ello que los científicos están tratando de reducir las emisiones de metano mediante la modificación de la dieta del ganado. ¿Quién diría que las vacas estarían a dieta?



Lo anterior me lleva a la segunda noticia. En Australia se considera que al menos el 14% de sus emisiones de gases invernadero provienen del ganado. Para reducir estas emisiones están tratando de transferir una bacteria que habita en el estomago de los canguros al ganado, pues esta bacteria hace que los canguros no produzcan metano al digerir sus alimentos. Al transferir la bacteria esperan los mismos resultados en el ganado. Además, esta bacteria podría ahorrar mucho dinero en alimentación del ganado, ya que hace que el proceso digestivo sea mucho más eficiente. No se espera que esto se logre en el corto plazo y al menos esperan un lapso de tres años antes de lograr algún avance.

Ambos estudios son interesantes y si logran reducir las emisiones de gases metano del ganado, se puede considerar un gran logro para el combate del calentamiento global. No obstante, creo que sólo es un paso y que se debe de atacar el verdadero problema de raíz, que es el tipo de dieta “moderna occidental” donde el consumo de carne es excesivo, lo que ha contribuido al enorme crecimiento de la ganadería en el mundo. Desde mi perspectiva, la modificación de la dieta es de lo mejor para combatir el deterioro ambiental del planeta.

Vía: Inhabitat.

12 comentarios:

  1. Muy interesante.

    Pensaré en todo ello la próxima vez que me coma un bife o beba un vaso de leche.

    ResponderEliminar
  2. Mmmm q lástima q sean tan contaminantes.... con lo lindas q son las vacas!!! :(
    Y pensar q también subí un post de vacas, pero muuuy diferente... jeje... ;)

    ResponderEliminar
  3. ramon mier...

    hermano mejor piensalo antes... jojojO!!

    ches vacas.. oye y los gases humanos tienen metano ???

    digo.. puede ser hermano !! y lo digo con toda seriedad.. porque siempre eso de los gases es risible..

    yo nomas pregunto !!

    ResponderEliminar
  4. Ademyr,

    Si el ser humano llega también a producir metano. Ahí va la explicación.

    Las flatulencias humanas en su mayoría están compuestas por nitrógeno (hasta un 90%) y dependiendo de la dieta que lleve cada persona y la fauna bacteriana en su sistema digestivo, generaran hidrogeno, bióxido de carbono, oxigeno y metano. El metano a lo máximo representa el 10% de una flatulencia y el bióxido de carbono, máximo un 30%.

    Dada esta situación, las flatulencias del ser humano son menos contaminantes que las del ganado.

    ResponderEliminar
  5. jajajajaja, entonces necesito convertidor catalico, soy un contaminador

    ResponderEliminar
  6. Fíjate que por ahí he oido que quieren canalizar ese gas en algo productivo, no se aun como pero suena que puede servir.

    saludos

    ResponderEliminar
  7. Simbad,

    Mientras no quieran hacernos la verificación obligatoria, todo va bien.

    Neto,

    De lo que leído es sobre propuestas de usar el estiércol par ala generación de energía eléctrica. Lo otro suena interesante, pero lo veo muy difícil de aplicar.

    ResponderEliminar
  8. Por mucho, este ha sido tu mejor post, recuerda revisar la versión alterna la mismo

    ResponderEliminar
  9. Yo soy vegetariana en un 90%. Una o dos veces al mes como carne. No me queda de otra, mi madre me obliga (que la salud, que las proteínas, que bla bla), y la verdad es q me gustan algunos platillos que la contienen (los tacos, por ejemplo). Sin embargo no puedo comer piezas de ninguna carne...es como "ver al animal" y...me es imposible, nada de bisteces, ni muslo, ni patas de pollo, ni cosas con hueso.

    Interesante artículo, una vez leí, no sé en donde, que los gordos gringos eran contaminantes por la cantidad de gases q expulsaban (obviamente me pareció una idea descabellada y grosera). Pero después de leer esto creo que no lo es tanto.

    ResponderEliminar
  10. Defe,

    Con una dieta muy bien balanceada, comer carne para obtener proteínas es innecesario. Conocí a unas personas macrobióticas y me sorprendió su buen estado de salud.

    ResponderEliminar
  11. seria mejor que el humano deje de contaminar, que culpa tienen las vacas de que nuestro planeta este tan contaminado??? no quieran echarle la culpa a otro ser que no tiene razonamiento, mejor seria cambiar los habitos del hombre.

    ResponderEliminar