01 julio 2008

Menos señalamientos viales, menos accidentes. No creo que sea aplicable a la ciudad de México.

Hay días en que encuentro información sobre experiencias urbanísticas en otras partes del mundo muy interesante, pero que me parece que tienen poca posibilidad de éxito si se aplicasen a la Ciudad de México.

Por ejemplo, hace unos días leía que en distintas ciudades alrededor del mundo están eliminando los señalamientos viales y que sorprendentemente esto ha llevado a una disminución de los accidentes (Fewer Traffic Signs, Better Safety?). La lógica detrás de esto es que los peatones, ciclistas y automovilistas son forzados a crear sus propias maneras de interacción entre ellos, las cuales resultan más eficientes que las desarrolladas por los expertos. A esto se le conoce como “espacio compartido,” lugares donde las reglas estrictas se abandonan, pero no el diseño, obligando a la convivencia de todos los participantes. Algo parecido a esto tuve la oportunidad de observar en Siena, Italia, en donde las calles suele no haber banquetas; y coches, peatones y ciclistas circulan eficientemente sin accidentes en calles estrechas.

Hans Monderman menciona como funciona el espacio compartido: “Cuando uno no sabes exactamente quien tiene el derecho de vía, uno tiende a buscar contacto visual con los otros usuarios del camino…uno automáticamente tiende a reducir la velocidad, uno tiene contacto con otra gente y uno toma mucho más cuidado.”

La idea es regresar el espacio publico a la gente para que tome mayor responsabilidad personal del mismo. Moderman vuelve a explicar “Estamos perdiendo la capacidad para un comportamiento socialmente responsable…el mayor número de prescripciones, mayor es la disminución de la gente del sentido de responsabilidad personal.”

Aunque fascinante, me parece que simplemente no es aplicable a la Ciudad de México. No me imagino que eliminen los semáforos de eje 10 e Insurgentes o el de salto de Agua con Eje Central, y que los miles de automóviles que cruzan estas intersecciones se pongan de acuerdo para pasar. Esto lo creo porque me parece que el ciudadano típico de la Ciudad de México (al igual que muchos mexicanos) perdió hace mucho tiempo (o nunca lo a tenido) su sentido de comportamiento socialmente responsable. Basta ver en cualquier intersección sin semáforos donde la mayor parte de los automovilistas creen tener la preferencia de paso o los miles de topes que han sido colocados en la ciudad a petición de los vecinos o para disminuir accidentes ante la irresponsabilidad de los conductores.

Para implantar este tipo de medidas primero se requerirían esfuerzos enormes de concientización y educación de la ciudadanía que dieran resultados y sólo después se podría llevar acabo algo así.

6 comentarios:

  1. Hola Nahual !

    Es la primera ocasion que pongo un comentario en tu blog cuyos temas siempre me parecen mas que interesantes.

    Al respecto de lo que hoy publicas. Me parece que sin duda tienes razon. Sin ebargo creo que la fuente de esta falta de elementos de civilidad tambien tiene su explicacion en otros factores. En terminos de economista: las externalidades.

    Y quisiera referirme a una cuestion en particular que en la vida diaria se tiene muy presente pero cuando se habla en terminos sofisticados generalmente se olvida: LA SOBREPOBLACION DE CARROS.

    Esta ciudad y gran parte del pais ha sida invadida por los carros. Y esta ciudad y gran parte del pais no tiene infraestructura para tantos automoviles. Me parece que es una autentica locura.

    Generalmente se comenta que antes se podia jugar en la calle ... hoy el espacio que ocupan los humanos esta siendo ocupado por coches.

    Esto en algunos casos es debido a la violacion de los reglamentos de construccion. Sin embargo no me cabe la menor duda de que aun si los hubieran hecho bajo esas normas tambien estarian rebasados actualmente.


    En rigor, la externalidad mas importante producida por los autos es la de la contaminacion sin embargo me parece que esta no debiera ser ignorada.

    (Y ya que te cuento de las motos)


    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo que es algo que no podría aplicarse en la ciudad de México, pero quizás en algunos poblados pequeños o dentro de fraccionamientos grandes.

    ¿tú que opinas?

    ResponderEliminar
  3. jajaja, quiten los señalamientos....y que viva el desmadre, no podemos jalarle la cadena a la cadena del baño, atinarlo al mingitorio o minimo tirar la basura en su lugar.....¿quitar señalamientos? neeeel

    ResponderEliminar
  4. Pues sinceramente no creo factible eso en ninguna ciudad grande.
    Eso más bien me parece un sueño anarquista.
    Total, cada quien tiene su idea, a lo mejor me equivoco.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo,

    Es muy cierto que la externalidades que provocan los automóviles cuando saturan las calles (“por sobrepoblación”) es un aspecto poco estudiado por los economistas. Entre los urbanistas es algo más estudiado y créeme que son su pesadilla. La explicación de esto es que en México nos dedicamos a copiar el modelo gabacho de ciudades y de transporte, así como la cultura del carro, sin planear a largo plazo la infraestructura urbana necesaria. Esto ha dado lugar a los severos problemas de movilidad que tiene la Ciudad de México.


    Ramón,

    Tal vez sea posible aplicar esta medida en ciertos lugares del país, lugares que tendrían que cumplir ciertas condiciones sociales y espaciales: que exista un sentido de comunidad entre la población y respeto entre ellos mismos; cultura vial; infraestructura urbana suficiente para dar cabida a peatones, bicicletas y coches; que las vialidades no se encuentren saturadas por automóviles; que el poblado en cuestión cuente con todos los servicios urbanos necesarios; que las distancias a recorrer entre hogar, trabajo, escuela, tiendas, servicios de salud, etcétera sean cortas y no requieran el uso intensivo del coche y se pueda acceder a ellas por medio de bicicletas o caminando. Sólo de esta manera me parece posible implantar la medida y aun así, se requeriría de un buen rediseño de la infraestructura urbana y concientizar a la población.

    Simbad de la Porra,

    Justamente lo que mencionas es exactamente a lo que me refiero, la mayor parte de los habitantes de la Ciudad de México han perdido su sentido de responsabilidad social y de civilidad.

    Neto Citadino,

    Yo también dudo que sea aplicable a gran escala. Se que esta medida inclusive se ha aplicado a ciertas calles de Londres. Han eliminado las aceras, los señalamientos y semáforos; junto con la aplicación de un diseño urbano muy sencillo. La calle tiene marcado en el piso (con variaciones sutiles de color de la piedra) los carriles de coche, lugares de estacionamiento y caminos para la bicicleta. No obstante, no se ha aplicado a toda la ciudad inglesa.

    Ahora, en términos filosóficos si tiene toda la pinta de ser un sueño anarquista. Aunque no propugna la eliminación de los reglamentos de transito ni sus castigos. Cuando lo haga entonces si cumplirá por completo lo de ser un sueño anarquista.

    ResponderEliminar
  6. hola a todos para que sirven las reglas viales

    ResponderEliminar