21 agosto 2008

No hay a quien irle...

Vía: La Jornada.

8 comentarios:

  1. Justo esta mañana escuchaba un resumen sobre algunos puntos al respecto... escuché hablar al Papá del chavo q secuestraron y asesinaron diciendo q si a los gobernadores en verdad se les hacía un paquete muy grande atacar la inseguridad, mejor renunciaran y honestamente, creo q tiene mucha razón... Ojalá llegaran realmente a un acuerdo y pudieran atacar este problema q nos ha vuelto tan paranoicos a todos los mexicanos... :(

    ResponderEliminar
  2. Totalmente cierto, como gobernantes su trabajo primordial es mantener la seguridad del país, si no pueden, mejor que se renuncien y dejen a personas que si quieran y puedan hacerlo.

    ResponderEliminar
  3. Me parece que es nefasto que la gota que derramo el agua (al menos mediaticamente hablando) sea el caso de Martí. Sin desdeñar las intenciones del Padre de MArtí y de otras organizaciones sociales el asunto no debe reducirse al plagio.

    Por supuesto que se debe erradicar la practica del secuestro (o plagio). Pero lo que se debe atacar es el crimen organizado en su totalidad. No seria nada justo que se erradicara el plagio y el narcotrafico no (por ejemplo). Es el primer punto en el que debe haber acuerdo en la Conferencia Nacional de Seguridad (politicamente hablando).



    En otras palabras, se tiene que atacar al crimen organizado en su totalidad la cual a mi juicio incluye las siguientes actividades:

    Narcotrafico
    Narcomenudeo
    Plagio (secuestro)
    Secuestros express
    Extorsion telefonica
    Robo (en la via publica)
    Robo (en propiedad privada)
    Robo de automoviles
    Violacion

    Ahora bien, suponiendo que se pusieran de acuerdo totalmente es indispensable el apoyo de la sociedad. Sin el apoyo de la sociedad todos los esfuerzos serian en vano.

    Entonces me parece que lo primero que tienen que hacer es recuperar poco a poco la confianza de la poblacion en las autoridades.

    En este sentido, me parece que la propuesta de recompensas para los ciudadanos que testifiquen es absolutamente incorrecta.

    La poblacion no desea que se le recompense (monetariamente) por delatar a los delincuentes. La poblacion lo que quiere es que el sistema de justicia se aplique ciegamente (valga la redundancia) sobre aquellos que delinquen; y que al denunciar los hechos que atentan contra su libertad el resultado no sea precisamente lo contrario (ademas de otros efectos como la falta de confianza para volver a denunciar en la proxima ocasion).

    El punto al que inexorablemente me ha llevado mi retorica es cuestionar la seriedad de esta conferencia con Mario Marin y Ulises Ruiz en ella (por mencionar a algunos personajes).

    Es decir, el cuestionamiento no es meramente sobre la capacidad de llevar a cabo las acciones que se tomen como acuerdo nacional puesto que el esfuerzo atañe a los 3 ordenes de gobierno y a los 3 niveles.

    Mi cuestionamiento es que en estos dos estados de Puebla y Oaxaca un amplio sector de la sociedad esta en desacuerdo con sus gobiernos estatales.

    El caso de Oaxaca es mas curioso ya que cuenta con un sistema politico diferente con una cantidad enorme de municipios de autogobierno.

    El acuerdo politico debe ser inquebrantable. Yo le preguntaria a cualquier ciudadano: ¿puede haber acuerdo politico en la practica?

    Si mis antenitas de vinil no me fallan y sin acudir a las nefastas encuestas de las innombrables y siempre amañadas empresas chafas encuestadoras me parece que la respuesta es NO. Sencillo.

    ¿Que se necesita entonces?

    La respuesta me parece mas sencilla aun: que la sociedad lleve a cabo esta transformacion jugando el papel de vigilante de las autoridades o en otras palabras dandole una ultima oportunidad a los actuales servidores publicos en el sistema de justicia.


    En otras palabras, la sociedad puede resolver mediante una politizacion despolitizada. Sencillo.

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo con lo que mencionas. Mientras la sociedad civil deje que el gobierno haga y deshaga sin vigilarlos, sin pedirles cuentas, sin exigirles, muy difícilmente algo se avanzara. Además, es el trabajo de los gobernantes combatir la inseguridad, no hacer acuerdos entre ellos para hacerlo.

    Igualmente, con el pésimo ejemplo de impunidad que muestra nuestra cleptocracia (con Mario Marin y Ulizes Ruiz como máximos exponentes) difícilmente se va a contener la delincuencia en todas sus facetas. Estos criminales no deberían de estar gobernando.

    ResponderEliminar
  5. Ademas de esto, hay que añadir una cuestion fundamental. El numero de personas que colaboran con el crimen organizado es una cifra que no se sabe, al menos oficialmente. Sin embargo, creo que es evidente que es un numero estratosférico. En este mismo sentido, el mes pasado la OCDE reveló un estudio en el que afirman que el 60% de los municipios han sido feudalizados por el crimen organizado.

    En otras palabras, desgraciadamente el crimen organizado ha sido UNA VÁLVULA MAS de escape (además de la emigración y la economía informal) ante la política antiempleo neoliberal durante 28 años.

    Probablemente en este sentido al tratar de resolver la situación de inseguridad actual del país se sientan las consecuencias de la histeresis en el empleo. Esto es, que por mucha voluntad que se tenga de componer las cosas se tiene que considerar que un sector amplio de la población depende en términos laborales del crimen organizado.

    El gobierno federal cree que la situacion actual es una crisis de inseguridad. Pero dada la perspectiva planteada me parece que claramente es una crisis de ESTADO.

    Sencillo. El primer paso es que lo acepte toda la clase politica. Pero el gobierno federal insiste en que se despolitice.

    Pobre Mexico

    Debe haber una forma de salir de la encrucijada.


    Anonimo de hace rato

    ResponderEliminar
  6. Marecelo "el impoluto" Ebrard... eso si que me hizo reír.

    Pero fuera de bromas, en mi opinión el enfoque de la seguridad pública del gobierno de Calderón está errado, pues evidentemente sus prioridades no son las de la ciudadanía.

    No quisiera hablar a nombre de ella, pero no creo que las expresiones criminales que mas agravian, preocupan y sufren los ciudadanos son:

    el homicido, el secuestro, el asalto, el robo con violencia, el robo de automóviles y a casa habitación.

    Creo que en la medida en que se previnieran esos delitos y se persiguiera y procesara eficazmente a quienes los cometen la sociedad estaría tranquila.

    El que se capture un sumergible que transportaba cocaína en el pacífico, sinceramente, me tranquiliza bastante menos que saber que capturaron a una banda de secuestradores y supongo que a muchos otros ciudadanos también.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo,

    Sin duda la delincuencia ha sido una valvula de escape para el desempleo en muchas zonas, y también sin duda el crimen , en sus diversas modalidades, a penetrado el aparato gubernamental. No me parece que sea ya una crisis de Estado, pero en camino estamos para ello. Hasta el momento hay algunas instituciones y ciertos niveles no penetrados por el crimen, cuando estos se acaben, entonces si podemos hablar de una crisis de Estado.

    Por otra parte, el dato de la OCDE me llama la atención y me gustaría saber su metodología de calculo. ¿Me podrías pasar el dato del estudio?

    Ramón,

    Estoy de acuerdo, el enfoque de seguridad publica no va encaminado al bien de los ciudadanos, va encaminado a legitimarse ante los ojos de los ciudadanos, es decir, es una estrategia a su favor, no de los ciudadanos.

    Por otra parte, ss que Marcelo sabe que si lo agarran solito la condena no es tan grande que si lo agarran con más delincuentes.

    ResponderEliminar
  8. EL ESTUDIO ES DE LA ONU (PEQUEÑO ERROR. ESTA ES LA NOTA DE LA JORNADA:

    http://www.jornada.unam.mx/2008/06/26/index.php?section=politica&article=013n1pol

    OTRA VEZ EL ANONIMO

    ResponderEliminar