08 octubre 2008

Planes anticrisis en México.

El día de hoy FECAL y AMLO presentaron sus planes contra la crisis, el de Calderón esta aquí y el de Obrador (aquí y aquí). El primero enfatiza en el gasto de infraestructura, sin mencionar cómo se financiara; y el segundo enfatiza en el gasto gubernamental (en infraestructura, subsidios y transferencias) financiado con recortes del gasto corriente (sueldos y salarios de la burocracia) y usando los excedentes petroleros. Ambos apoyan la disminución de la dependencia externa, el de Calderón reduciendo la importación de gasolina mediante la construcción de una refinería y promoviendo las exportaciones; el otro promoviendo el consumo de producto nacionales y construyendo 3 refinerías, así como con la racionalización del consumo de energía a nivel familiar.

Desde mi perspectiva el plan anticrisis de AMLO es muy superior al de FECAL, porque menciona como financiar el gasto público y porque explica que medidas a nivel microeconómico pueden tomar las familias para enfrentar la actual crisis económica.

No obstante, el plan de AMLO tiene algunos puntos que son altamente politizados y me parece que tienen poco que ver con la crisis, puntos que creo le quitan seriedad a su plan, en especifico son:

  • Que se cancele la llamada Alianza Educativa, y en particular, que no se permita el cierre de las escuelas normales y se otorguen plazas a todos sus egresados.
  • Que renuncien de inmediato los secretarios de Gobernación y de Seguridad Pública y el procurador General de la República, por carecer de integridad y ser ineficaces en el combate a la inseguridad y la violencia

De ahi en fuera el plan no es tan malo. Por último, es curioso el parecido de los planes ¿Coincidencia? No lo creo.

7 comentarios:

  1. No es justo comparar un comunicado del propio AMLO con una nota periodística. El mensaje (que no el plan) del presidente Calderón sobre su programa para impulsar el crecimiento y el empleo se puede encontrar aquí:

    http://www.presidencia.gob.mx/prensa/?contenido=39279


    Siempre estaré de acuerdo con cualquiera que apoye la reducción del gasto de sueldos y salarios de la alta burocracia, pero también la eliminación del desperdicio y desvío de recursos en el sector público.

    Creo que disminuir la dependencia externa es positivo, pero nunca el disminuir el volumen de nuestro comercio internacional (hacer lo que hacemos mejor y comprar el resto siempre me ha parecido una buena idea). Hay que entender que para "promover las exportaciones" hace falta estar dispuesto a abrirse a las importaciones.

    ResponderEliminar
  2. En realidad no es justo, pero no encontré el día de ayer el plan del gobierno federal por ningún lado.

    Por otro lado, ahora que lo leo la manera de financiar un mayor gasto público (en el plan de Calderón) vendría de sacar a Pemex del presupuesto y que su presupuesto (deudas e inversiones) fuera autónomo del presupuesto del gobierno federal. Esto lo que implica es que el sector público federal pueda endeudarse más, pues no las deudas de Pemex lo dejarían de limitar. En este sentido, el plan de AMLO me sigue pareciendo mejor porque no propone incrementar el gasto público con mayor deuda pública, o escondiendo la ya existente (la de Pemex).

    ResponderEliminar
  3. Los recortes propuestos por AMLO me parecen adecuados.

    Yo no estaría tan seguro de la disponibilidad de los recursos de esos "excedentes petroleros" (dudo que los estados, incluyendo los gobernados por el PRD estén dispuestos a ceder la parte que les toca), vamos incluso podrían no materializarse de seguir cayendo los precios y la producción de petróleo.

    Creo que llevar a cabo el plan de AMLO podría requerir endeudamiento, especialmente si se toman medidas como cancelar los incrementos en el precio de las gasolinas y energéticos, de los cuales debemos disminuir el consumo, algo que no se desalienta al mantener los precios bajos mediante subsidios.

    En cuanto a los pidiregas lo veo de forma distinta. Desde mi punto de vista la medida no "esconde la deuda existente", sino que la reconoce, se amortiza (no nos dicen cuanto) y asigna a quien la ha generado. Pero al final del día y maromas aparte, tienes razón, se abre la puerta a un mayor endeudamiento.

    El gobierno esta obligado por ley a mantener un equilibrio en las finanzas. Con la medida, saca de su presupuesto los pidiregas, generando un desequilibrio que le genera un espacio para poder gastar en otras cosas sin romper el equilibrio mientras que a pemex se le pasa la deuda y se le da la opción de endeudarse sin estar restringida por los equilibrios presupuestales.

    ResponderEliminar
  4. Defe,

    No me parece que tengas porque tener miedo. Yo lo veo un poco como la filosofía oriental, toda crisis tiene sus peligros, pero implica cambiso y oportunidades. El detalle es reinventarse y aprovecharlos.

    ResponderEliminar
  5. ¿Cambios y oportunidades? ¿Reinventarse para aprovecharlos? Posiblemente y todavía no tengo miedo... er, llamemosle precaución. Pero ¿cuántas veces será necesario reinventarse antes de realmente cosechar algo?

    Los excedentes petroleros. Posiblemente, pero tengo mis dudas ¿realmente son excedentes? Digo, en caso de que se realicen ¿no estaban comprometidos yo? Si fuera indispensable para realmente frenar o prevenir una crisis mayor ¡bien! Pero igual son recursos que los estados realmente necesitan.

    ¿Reducir el gasto público? ¡Por supuesto que si! Pero es tan difícil... recorta sueldos a cualquier nivel y estás fomentando la corrupción, recorta plazas y estás fomentando el crimen, reduce los recursos y estás fomentando la ineficiencia y mediocridad.

    Realmente creo que debe reducirse el gasto público, sin embargo, la fata de empleos en otros ramos y el hecho de que la burocracia esté aún llena de vicios y corrupción hacen esto por demás complicado.

    Y el principal vicio: proponer algo medianamente bueno y después polarizarlo y salpicarlo de política y agendas partidistas. Mientras no estén dispuestos a tomar lo que realmente es bueno y necesario, moverlo adelante y dejar la política sobre la mesa los avances serán marginales a lo sumo.

    ResponderEliminar
  6. Genrique,

    La precaución es necesaria. Ahora respondiendo algunas de tus preguntas.

    1. Reinventarse las veces que sea necesario, es parte de la vida y del éxito.
    2. Los excedentes petroleros si están comprometidos para los Estados. No obstante, me parece que los ingresos por excedentes que se transfieren a los Estados, en lugar de ayudarlos los perjudica. Esto se debe a que al sentir un ingreso seguro evitan recaudar ingresos propios mediante impuestos locales.
    3. Me parece que el recorte de plazas y de salarios en la alta burocracia no sería nada malo, aunque tiene su lado malo, fomentaría la corrupción.

    ResponderEliminar