17 octubre 2008

Reacciones y racionalidad.

Hay experiencias que me hacen suponer que una buena parte de los habitantes del DF no actúan racionalmente y que sólo reaccionan conforme a sus sentimientos. El día de hoy manejaba y junto a mi venía una grúa, de la cual el copiloto tiro basura por la ventana. Pensé en todas las implicaciones de su acción y me dije a mi mismo, tengo que decirle algo. Entonces, le grite sin recato: ¡Se te cayo la basura!

El copiloto inmediatamente me respondió agresivamente: ¡¿Cuál es tú pedo!? Orilla el coche y ahorita nos arreglamos.

Mientras tanto el conductor de la grúa me cerro el paso invadiendo mi carril. El copiloto se bajo del camión y yo también lo hice. Inmediatamente le reclame a ambos: ¿Cuál es el caso de contaminar? Es una chingadera tirar la basura en la calle, todos perdemos con eso.

El conductor del camión que escuchaba me respondió en tono burlón: ¡Hay sí¡… muy pinche limpio. Al mismo tiempo el copiloto me dice, el pedo es conmigo y me empuja. Yo sin inmutarme a su empujón le volví a reclamar que porqué tiraba basura en la calle. El simplemente me miro fijamente a los ojos, tomo una postura agresiva y con un tono igual de agresivo me dijo: vamos a arreglarlo ahorita.

Supuse en ese momento que quería pelearse, algo que dentro de mi parecía totalmente desproporcionado a lo sucedido. Los automovilistas alrededor comenzaron a tocar sus bocinas y yo le dije: deja apago mi coche, saco mis llaves; no soy pendejo para dejarlo así sólo, y ya lo arreglamos. Entonces el copiloto, simplemente dijo y gesticulo algo similar buuuaaaaaaaaa, me volvió a empujar y se subió a la grúa y se fueron.

Muchas cosas me sorprenden de su reacción: la agresividad de ambos, la incredulidad de que pueda existir personas limpias, la falta de conciencia por el medio ambiente y el entorno urbano, o el bienestar común, pero lo principal, es que nunca respondieran directamente a mis preguntas o reclamos. En otras palabras, actuaron más como cavernícolas que como personas racionales

7 comentarios:

  1. Es, tal como lo dices, completamente ilógico e irracional. Una respuesta desproporcionada y completamente fuera de lugar a un justo reclamo.

    Desafortunadamente ese tipo de reclamos es muy común. Es una cuestión de educación, supongo. Y no sólo de civismo básico, que sería no tirar basura a la calle, también les hace falta educación para respetar y saber como reaccionar y responder adecuadamente a una situación social que los pudiera incomodar.

    Es una pena que sea tan difícil sensibilizar y crear conciencia en la gente, especialmente en las grandes ciudades.

    ResponderEliminar
  2. En realidad es complicado sensibilizar y crear conciencia entre todas las personas, muy difícil. Ojala fuese más sencillo, ayudaría mucho a todos.

    ResponderEliminar
  3. no manches¡¡ sí, la neta está cabrón, a mi también me han sucedido cosas parecidas y son un sacón de onda.

    saludo

    ResponderEliminar
  4. Lamentable, muuuy lamentable... es ahì donde mides el nivel de cultura de la gente y su educaciòn... suena gacho, pero q esperabas del copiloto de una grùa??? realmente actùan como animales...
    Dentro de todo, lo ùnico q me da gusto es saber q estàs bien, porq con gente asì, nunca se sabe q pueda pasar... Abrazos y no te sientas extraño, aùn existimos los limpios y educados en esta ciudad...

    ResponderEliminar
  5. Isteri,

    Si, lamentable ese tipo de situaciones son comunes.

    Gabby,

    Pues lo que esperaba del copiloto de la grúa es que se sintiera avergonzado por su comportamiento y en lo posterior no lo repitiera.

    ResponderEliminar
  6. La gente a veces no piensa, el otro día en un concierto un amigo tuvo que amenazar a un guey con partirle su madre si le tiraba su cerveza, solo con amenazas violentas entiende cierta gente

    ResponderEliminar
  7. Aaron,

    Tiene su logica lo que dices. Amenaza de coerción en caso de que le arruine el momento a tu cuate. Es la tipica manera que segun Hobes funciona el gobierno.

    ResponderEliminar