08 octubre 2008

Sobre el nuevo reglamento de la Ley de residuos Sólidos del DF.

Me parece que no esta mal que se multe en el DF a quien tire basura, pues cumple el principio de economía ambiental: el que contamine paga. Inclusive, no me parece mal el incentivo económico (en forma de multa) al que no separe la basura en orgánicos e inorgánicos.

Aun así, el nuevo Reglamento de la Ley de Residuos Sólidos del DF me parece poco funcional por una situación: la falta de infraestructura para colocar y recolectar la basura. Cualquier persona puede caminar por las diferentes colonias del DF o sitios emblemáticos como el Zócalo y se sorprenderá de ver la escasa cantidad de depósitos de basura, además de que muchas veces los existentes no están adecuados para separar los desechos en plásticos, papel, metal y biodegradables. Igualmente, la mayor parte de los camiones recolectores de basura no están equipados para separar los desechos, así que sería inútil para las personas separar la basura si esta se volvería a mezclar inmediatamente en los camiones.

En este sentido, el problema de la basura no sólo se elimina con castigos, también requiere de crear una infraestructura adecuada de depósitos de basura en el espacio público, junto con un servicio eficiente de limpia y con incentivos positivos como brindar una información adecuada al público sobre los beneficios de mantener limpia la vía pública (simplemente una mejor calidad de vida).

Sin infraestructura pública adecuada y sin incentivos positivos bien nos podría pasar un día una crisis similar de basura como la de Nápoles.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario