05 enero 2009

El colmo de los migrantes: secuestros a sus familiares en México.

El día de hoy leyendo el New York Times me encuentro con una noticia nada agradable para los emigrantes mexicanos. No suficiente con todas las penurias que enfrentan para poder migrar y trabajar en EUA, ahora resulta que están secuestrando a sus familiares que se quedaron en México para pedirles rescate. Esto ha resultado en que nuestros compatriotas no hayan regresado con tanta intensidad a México para estas fiestas y sus familiares están huyendo a otras ciudades más seguras o a EUA. La inseguridad esta destrozando comunidades enteras y no parece que al gobierno le importe mucho, o ¿a poco con publicar una nueva ley se acaba el crimen?

4 comentarios:

  1. No se si al gobierno no le importe o si simplemente sea incapaz de enfrentar el problema del secuestro en México, pero a final de cuentas da lo mismo.

    El gobierno debe concentrarse en defender la vida, los bienes y los derechos de los ciudadanos, no en combatir el narcotráfico. Ya lo he dicho antes, ¿de que nos sirve que se incauten toneladas de drogas, carretadas de dinero y arsenales cuando vivimos a merced de asaltantes, extorsionadores, asesinos y secuestradores?

    ResponderEliminar
  2. QUÉ, QUEEEEE???? No manches!!! Hasta ese denigrante punto hemos llegado??? Q triste!!!!

    ResponderEliminar
  3. Que poca madre. Obvio se puede culpar al gobierno pero ya es demasiado, ni siquiera respetar a los paisanos que se las ven bien difícil y arriesgan todo para tener una vida mejor,algo como sociedad está podrido, no sabría qué pero una cosa es robar incluso robar y matar pero secuestrar es poner a toda una familia en un estrés horrible.
    Algo está mal, no se que es pero algo está muy mal.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Ramón,

    Concuerdo contigo, primero los que más afectan la vida cotidiana y depuse el resto de los crímenes.

    Gabby,

    Ni que decirte.

    Mujer Maravilla,

    Lo que esta mal es que hay una descomposición social, alentada por la falta de un gobierno que se encargue de hacer cumplir las reglas y una ciudadanía que se lo exija a diario.

    ResponderEliminar