30 enero 2009

Endeudamiento de EUA y México.

Recuerdan que para salir de la crisis de 1994-95 los EUA nos hicieron un gran préstamo para rescatar nuestra economía (en especial el sistema financiero), al mismo tiempo que pedían que el gobierno de México redujese su gasto público, con el fin de pagar el rescate.

Ahora que los EUA están en crisis (y con ellos todo el mundo) se aprueban un plan de auto-rescate gigantesco. Lo curioso de este plan es que en buena medida los EUA están en crisis por un sobreendeudamiento y ahora piensan endeudarse más para salir de la crisis (deuda pública por privada) al mismo tiempo que mantienen gastos públicos multimillonarios (principalmente en actividades relacionadas con la guerra). Resulta contradictorio que no se apliquen la misma medicina que les recetaron tanto tiempo a otros.

La pregunta que esta circulando en el Foro Económico Mundial, es ¿cuál es el plan que tiene para pagar este nuevo endeudamiento? Puesto que existe la preocupación de que EUA al implementar su plan de rescate, generen tal endeudamiento que absorba la mayor parte de recursos financieros del mundo, dejando a los países en desarrollo sin posibilidades de acceder al mercado financiero internacional para financiar parte de sus necesidades de gasto público. Al mimos tiempo, que existe la posibilidad de que ante tales niveles de endeudamiento de EUA, se generen una gran cantidad de repercusiones en todo el mundo (mayores tasas de interés, devaluaciones, etc.) por las cuales el resto de las naciones sufrirían a costa de salvar a EUA y que este continúe con sus dispendios en guerras alrededor del mundo.

Ahora, la preocupación no sólo es como gastaran el dinero el gobierno de EUA, también es cómo lo pagaran; y a nosotros nos debe de interesar ambos temas mucho, pues dependemos demasiado de los vecinos del norte. A menos que comencemos a impulsar alguna manera de reducir al mínimo nuestra dependencia con EUA, la cual hasta el momento no nos ha resultado muy benéfica o ¿ya somos de primer mundo?

2 comentarios:

  1. El incremento del gasto gubernamental no sacará a Estados Unidos de la recesión. Estoy convencido que si bien puede aminorar su efecto, terminará prolongándola a un costo que al final será mucho mayor.

    Pero el nuevo gobierno tiene muchos compromisos con los grupos que lo llevaron al poder y la crisis se convierte en un pretexto perfecto para devolver favores a través del gasto. Una buena parte del programa hace precisamente eso.

    El mayor endeudamiento obliga a hacerse la pregunta que planteas ¿cómo se va a pagar ese nuevo endeudamiento? y la respuesta (o falta de ellas) genera desconfianza que termina por impedir que se reactive la economía.

    Para reactivar la economía hace falta generar confianza, brindar certidumbre, eliminar los obstáculos para la inversión, el ahorro, el comercio, la producción y la innovación.

    Pero ni el gobierno de Estados Unidos ni el de México parecen entenderlo. Prefieren deisminuir la disponibilidad de recursos para la iniciativa privada al enedudarse, aumentar el gasto bajo la creencia de que ellos gastarán mejor de lo que lo harían los particulares y cobrándoles más impuestos a los individuos y las empresas para pagar ese gasto y esas deudas...

    Es lamentable.

    Afortunadamente las voces de quienes no están de acuerdo con el camino que se ha decidido seguir cobran fuerza:

    http://www.cato.org/special/stimulus09/cato_stimulus.pdf

    ResponderEliminar