06 enero 2009

La música como reforzador de los lazos familiares de los inmigrantes en EUA.

Hay días en que leo cosas que me parecen en un principio muy extrañas o ridículas, pero después de leerlas tienen todo el sentido del mundo. Esta ocasión le toca este honor a la enseñanza de música de mariachis en escuelas de EUA, la cual se ha vuelto muy popular, a tal grado que ya existen competencias a nivel universitario de mariachis. La primera imagen que se me vino a la mente me pareció un tanto cómica, unos gabachos güeros o unos negros en traje de mariachi, tocando El Mariachi Loco o Caminos de Michoacán.

En realidad no se trata de eso, ya que en realidad va encaminado a satisfacer la demanda de otro tipo de personas: los estudiantes de descendencia mexicana que estudian en EUA. Además, la enseñanza de esta música ha servido para alejarlos del pandillerismo y para reforzar lazos familiares, entre hijos que ya no hablan ingles y padres y abuelos que todavía hablan español, pues les brinda una cultura común.

"No hay que preocuparse de que se metan en una pandilla, nosotros le ofrecemos a sus hijos una banda", declaró William Gradante, profesor de mariachi y presidente de la Asociación Nacional del Comité Asesor de Educación Musical Mariachi.

Daniel Sheehy, director y comisario del Smithsonian Folkways Recordings de Washington, dijo que cientos de escuelas públicas tienen programas educativos de música mariachi, los cuales ganan popularidad en los sitios más insospechados, desde el estado de Washington hasta Illinois, Idaho, Virginia, las dos Carolinas y cualquier sitio donde haya inmigrantes mexicanos.

Además de estimular a los estudiantes hispanos, la música mariachi hace que se acerquen a las escuelas muchos padres que se sentían intimidados. Los conciertos escolares generalmente atraen a padres, abuelos, tíos y tías, que conocen las canciones y a menudo acompañan a los cantantes.

Cuando los chicos van a sus casas luciendo trajes típicos de mariachis y preguntando por la pronunciación correcta de ciertas palabras de las canciones, la música pasa a ser "un instrumento de acercamiento cultural o familiar", expresó Sheehy.

"Las familias vienen de México y no hablan inglés. Dos generaciones después, los chicos no hablan español", señaló. "La música mariachi es un puente entre ambos".

Vía: Houston Chronicle.

2 comentarios:

  1. Interesante lo que puedes lograr con un buen mariachi...

    Muchos de los que llegamos a este pais (EEUU) nos sentimos decepcionados al ver como la gente cmabia, muchos se olvidan de que son Mexicanos, muchos otros se averguenzan de serlo, pero tambine hay quienes se alzan el cuello cuando dicen que son mexicano. Gente orgulloza de sus raices y de su pasado, de su cultura, de su tierra, de su idioma y de todo lo que implica ser mexicano. Por otro lado me parece muy bueno eso de el pandillerismo y de como el mariachi (como cualquier otra actividad en que se involucre a la juventud activamente) está funcionando como medio para alejar a los jovenes de las calles.

    ResponderEliminar
  2. Buzu,

    Me parece increible lo de los mariachis, por otro lado el detalle no es alejar a los jovenes de las calles, pues las ciudades se construyen en base a la convivencia diaria en las mismas. Más bien se trata de alejarlos e buscar en las calles malas compañias.

    ResponderEliminar