26 febrero 2009

Crisis económica y urbanismo: el caso de EUA.

No me cabe duda que la crisis económica actual brinda una oportunidad de cambio en los patrones de vida de las personas. Entre los urbanistas de EUA, se menciona que la actual crisis económica devastará el crecimiento de los suburbios de ese país, por la caída de la industria inmobiliaria. Igualmente, este cambio se daría porque la crisis afectaría la capacidad de pago de las personas, y por lo tanto la demanda por viviendas alejadas de la ciudad disminuiría, pues implica grandes gastos en transportación. De esta manera, se daría paso a modelos de ciudades más densificadas y menos dependientes del automóvil, más ecológicas y más orientadas al peatón y a las bicicletas, haciéndolas más centradas al humano y no al automóvil. Digamos un modelo de ciudad tipo europeo.

No obstante, la actual crisis económica no parece haber afectado las preferencias de los estadounidenses, ya que una gran parte de ellos (68%) siguen soñando con una casa en los suburbios. Esto quiere decir que todavía existe una demanda importante por este estilo de vida: casas lejos de las ciudades, con jardín, una verja blanca, carro para todos los miembros, viajes diarios a la ciudad para trabajar mediante autopistas, etcétera.

Desde mi punto de vista, a pesar de que la crisis representa una oportunidad para un cambio de estilo de vida, a uno más ecológico y vecinal, es poco probable que se dé sí no se cambian las preferencias del estadounidense promedio.

Esto se debe a que en cuanto haya una recuperación económica en EUA, todas las personas se ven obligadas a vivir en las ciudades por falta de recursos, podrán nuevamente darse el lujo del estilo de vida de los suburbios. Además, podrán hacerlo fácilmente, porque se encontraran con precios bajos de los bienes que hacen posible este estilo de vida: gasolina, los coches y las casas.

Sinceramente, me gustaría estar equivocado y darle la razón a los urbanistas de EUA.

Vía: David Brooks, Calvin-Economics.

4 comentarios:

  1. De bote pronto se me ocurre que para cambios de estilo de vida se necesita algo más que crisis económicas o financieras. Esperar lo contrario sería, de algún modo, darle la razón a aquél supuesto de que a mayor ingreso mayor consumo y más felicidad. Es decir, recordemos que finalmente un estilo de vida es el reflejo de lo que se concibe como felicidad. Los gringos tiene como canon ese american way of life, mismo que, de hecho, se defendió por Obama en su discurso inaugural (aunque al mismo tiempo habló de "tomar en cuenta los impactos al medio ambiente", o algo así); así, mejor es que los urbanistas se pongan las pilas y motiven esos cambios de vida, y no esperen a lo que el gringo promedio demande. Exacto, de la misma manera en que a los economistas se nos pide que usemos al mercado para bien, y no que éste nos acabe usando. Para mal.
    Saludos cordiales y gracias por el espacio.
    -MAAG

    ResponderEliminar
  2. Buena nota. Por cierto, no todos en EUA son tan pesimistas como Brooks. Te recomiendo este articulo de Richard Florida en el Atlantic de este mes:

    http://www.theatlantic.com/doc/200903/meltdown-geography

    Saludos,
    O.

    ResponderEliminar
  3. Falsas nociones de progreso, la ruina de las naciones.

    ResponderEliminar
  4. MAAG,

    Toda la razón, el chiste es que es lo que uno concibe como felicidad. En el caso de los gabachos para que se generase un gran cambio se requeriría una modificación cultural, no una económica.

    Onésimo,

    Gracias por la referencia. La chocare con gusto.

    Cynthia,

    Que sentencia tan fuerte y tan real.

    ResponderEliminar