20 febrero 2009

La cleptocracia nos engulle.

“Los miembros de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal…Se llevarán más de medio millón de pesos “extra” una vez que concluyan los trabajos de la presente Legislatura. ¿Qué justificación puede tener esta asignación? Antonio Lima, presidente de la Comisión de Administración de la ALDF, reconoció que por “usos y costumbres” este órgano colegiado entrega tres meses de compensación a los trabajadores de estructura al final de cada ciclo. Una especie de bono sexenal. Tal parece que esa costumbre también va para los legisladores, quienes recibirán 120 mil pesos netos de “compensación”, más un fondo de ahorro de 300 mil pesos, más vacaciones y aguinaldo; todo eso, pese a que no son empleados de base.

La tradición del buen vivir tiene larga data entre nuestra clase política y se extiende también a otros estados del país, así como a nivel federal, y no respeta niveles de pobreza ni crisis económica. La única diferencia estriba en el desparpajo con que los usufructuarios de dichos “usos y costumbres” han explicado a la sociedad sus excesos.”

Menos mal que no tenemos otras necesidades más importantes en el país…

1 comentario:

  1. Por "usos y costumbres"... tan descarado es el asunto que no se molestan ni en crear una escusa medio creible y ni hablar de las necesidades del pueblo, por supuesto.

    ResponderEliminar