04 marzo 2009

Economistas, ortodoxia y crisis.

La semana pasada David Colander estuvo en la UNAM y dio una pequeña platica sobre su trabajo como estudioso de los economistas. Básicamente mencionó que actualmente existen una gran cantidad de economistas académicos-ortodoxos que no han leído a los clásicos (desde los fisiócratas hasta Keynes) y que se hacen muchos trabajos sin entender las complejidades detrás de los modelos económicos modernos.

El día de hoy en freakonomics aparece la referencia de un articulo de Colander, junto con otros economistas (Föllmer, Haas, Goldberg, Juselius, Kirman y Slothy) la cual versa:

“The economics profession appears to have been unaware of the long build-up to the current worldwide financial crisis and to have significantly underestimated its dimensions once it started to unfold. In our view, this lack of understanding is due to a misallocation of research efforts in economics. We trace the deeper roots of this failure to the profession’s insistence on constructing models that, by design, disregard the key elements driving outcomes in real-world markets. The economics profession has failed in communicating the limitations, weaknesses, and even dangers of its preferred models to the public. This state of affairs makes clear the need for a major reorientation of focus in the research economists undertake, as well as for the establishment of an ethical code that would ask economists to understand and communicate the limitations and potential misuses of their models.”

A mi no me cabe duda que muchos economistas han fallado en poder vislumbrar la crisis, en especial los ortodoxos que ha cometido muchos errores al basarse en modelos fuera de la realidad, que simplifican demasiado y que utilizan modelos psicológicos del comportamiento humano muy inocentes. Me parece que es hora que la ortodoxia económica se deje de lado…Ahora bien, me pregunto si los economistas de Banxico y SHCP se darán cuenta actualmente que la ortodoxia económica ha dejado de ser funcional para explicar la realidad. De no ser así, la economía del país estaría en las manos equivocadas.

7 comentarios:

  1. Me sigo quedando con aquellas palabras de Keynes:
    «The theory of economics does not furnish a body of settled conclusions immediately applicable to policy. It is a method rather than a doctrine, an apparatus of the mind, a technique of thinking, which helps its possessor to draw correct conclusions... Economics is a science of thinking in terms of models joined to the art of choosing models which are relevant to the contemporary world.»
    Amén.
    Saludos cordiales,
    MAAG

    ResponderEliminar
  2. Esta claro que los economistas han fallado en poder vislumbrar la crisis. Pero, ¿qué te lleva a afirmar que se han fallado especialmente los "ortodoxos"? ¿en qué está fundamentada esa certeza?

    Dices creer que es momento de hacer a un lado, la ortodoxia, a abandonar las doctrinas o prácticas generalmente aceptadas. ¿Qué parte de la ortodoxia es la que no sirve para explicar la realidad? ¿nada sirve? ¿de verdad crees eso?

    Puede que tengas razón y quizás esta vez, el elevar los impuestos, el hacer crecer el gasto, poner barreras al comercio o establecer controles de precios puedan ser el camino a la prosperidad... Yo lo dudo...

    Supongo que soy un ortodoxo irremediable. por eso confío más en la quimoterapia, la radioterapia y la cirugía para tratar el cáncer que en tratamientos no ortodoxos, como el agua de tlacote.

    ResponderEliminar
  3. MAAG,

    Amén!

    Tus cita me recuerda a algo que Colander mencionó en su visita, algo curioso y extraño a la vez. Muchos alumnos de economía en EUA no saben ni siquiera como se pronuncia Keynes…

    ResponderEliminar
  4. Ramón,

    Lo digo con la certeza de que algunos de los fundamentos de la teoría ortodoxa no se encuentran basados en la realidad, al contrario algunos son inclusive heroicos. Aunque sé bien que la simplificación es necesaria, me parece que llevada al extremo conlleva a errores garrafales al momento de la derivación de políticas económicas.

    ¿Qué conviene más, crear políticas económicas a partir de teorías que sean capaces de explicar la realidad o a través de modelos que tratan de explicar lo que sucede a través de mundos irreales?

    ResponderEliminar
  5. por favor dame un ejemplo de tales fundamentos "ortodoxos" que no se encuentran "basados en la realidad".

    La ortodoxia indica que la banca no deberían hacerse préstamos a quienes no pudieran pagarlos. Sin embargo los gobiernos de los EEUU estuvieron alentando precisamente lo contrario creando leyes que obligaran a los bancos precisamente a hacer eso e instituciones como Freddie Mac y Fannie Mae para facilitarles la tarea.

    La ortodoxia indicaría que debería haber una cantidad de dinero en la enconomía más o menos constante y tasas de interés basadas en la oferta y la demanda. Sin embargo la reserva federal mantuvo artificialmente baja la tasa de interés y alta la disponiblidad de dinero.

    La ortodoxia diría que los mercados funcionan mejor en un ambiente de competencia, sin embargo los sistemas financieros del mundo están basados en bancos centrales que son para todo fin práctico monopolios.

    Sin embargo persiste la idea de que la ortodoxia nos condujo a esta crisis y que alejándonos de ella saldremos adelante.

    Lo ortodoxo es ponerse un condón para no contraer gonorrea, lo ortodoxo es tratar la gonorrea de un paciente con antibióticos... insisto, debo ser un ortodoxo recalcitrante, de otro modo estaría dispuesto a proteger mi salud sexual con aromaterapia y acupuntura.

    ResponderEliminar
  6. Qué te parece uno de los fundamentos esenciales de la “mano invisible”: el homo economicus, un ser que siempre toma decisiones racionales. Este es un supuesto fantástico, el comportamiento del ser humano es complejo y va desde decisiones racionales a irracionales. Si quitas al homo economicus de la teoría resulta que el mercado no funciona como se predice, y genera inequidades, resultados ineficientes, etc… bajo estas circunstancias, si se desea el máximo beneficio social se necesita regular el mercado. Ejemplos científicos al respecto existen, ahí esta todo el trabajo de la economía del comportamiento que respalda este hecho.

    Otro ejemplo, y tal vez el más grave, es el reducir la incertidumbre a un simple riesgo matemático. Las consecuencias de esto son muy importantes, tanto para las decisiones de inversión como para la toma de decisiones de política económica.

    Ahora bien, como te lo he dicho anteriormente, resulta más lógico incluir a todos los agentes económicos (incluyendo el gobierno) para la teorización y a partir de ello derivar políticas económicas. Qué caso tienen derivar políticas económicas a partir de modelos que no incluyen al gobierno o lo menosprecian… eso es un error. ¿A poco se realizan estudios médicos científicos suponiendo que los humanos no tenemos estomago? Hasta donde se eso no sucede, pues es parte integral del sistema.

    Por otra parte, me parece que tienes un gran desconocimiento de las finanzas así como de la economía monetaria. Estas son mis razones.

    Si bien, el gobierno de EUA tenía una política de vivienda para su población, no fueron las agencias gubernamentales, las que desarrollaron las hipotecas subprime, ni los Alt-A (causantes de la crisis) fue el sector financiero privado quien lo hizo. El mercado creo un instrumento para satisfacer una necesidad (vivienda para los de bajos recursos), y a su vez creo mas instrumentos financieros a partir de estos, para satisfacer la especulación. Esto es parte del desarrollo natural las innovaciones financieras que se presentan en el mercado, pero que el gobierno tienen que regular a la perfeccion, pues en caso contrario suceden cosas como las que vivimos actualmente

    Otro de los grandes errores de la ortodoxia es pensar que se puede controlar la oferta monetaria. En realidad los bancos centrales tienen muy poco control sobre los agregados monetarios, y en realidad es el ciclo económico el que los guía. El papel del banco central se reduce a controlar la tasa de interés, a prestamista de ultima instancia y a conservar la estabilidad financiera. Con la actual configuración mundial del sistema financiero, los bancos centrales no tienen gran poder sobre la entrada o salida de capitales, los que afectan fuertemente la oferta monetaria de una nación.

    Finalmente, los sistemas financieros del mundo están basados en el mercado de capitales, los bancos centrales pueden influenciar en ellos, pero no tan directamente como en los bancos comerciales. Para esto existen otro tipo de autoridades. Además, los bancos centrales nacieron de las necesidades mismas del mercado, que exigían un arbitro y a la vez un agente de ultima instancia en caso de falla del sistema.


    Ahora bien, me dan risa tus analogías. Igualas la medicina moderna, que es científica, con la ortodoxia. Sin embargo, la medicina moderna científica no supone que ante cualquier enfermedad nos mejoraremos solos sin intervención…¿o si? Se basa en supuestos reales, no en ideales que llegan a ser dogmáticos.

    ResponderEliminar
  7. Bien hecho Nahual, la economía no puede plantearse más bajo supuesto auto-regulatorios... el mercado no es un ente racional que acomodará imperfectos...

    ResponderEliminar