31 marzo 2009

La oligarquía financiera de EUA.

No recuerdo quien me lo comentó, pero me mencionaba que para salir delante de una crisis, la que fuese, se requería de un cambio político, de otra manera uno se estancaría o pero caería más. En el caso de las naciones, un cambio del poder político se debería de realizar hacía un nuevo grupo de personas que no representase los viejos intereses.

En este sentido, en los últimos días he visto como en EUA surge una cierta conciencia “pública” e inusitada sobre que el verdadero control político y económico de EUA lo dictan los mercados financieros y que las soluciones actuales propuestas no hacen nada por retirarles el poder al contrario, lo fortalecen. Algo que parece muy irresponsable: a los creadores de la crisis los premian.

Leyendo un artículo de Simon Johnson, el cual habla sobre este tema y la crisis financiera, me encontré un par de afirmaciones muy interesantes:

“Even leaving aside fairness to taxpayers, the government’s velvet-glove approach with the banks is deeply troubling, for one simple reason: it is inadequate to change the behavior of a financial sector accustomed to doing business on its own terms, at a time when that behavior must change. As an unnamed senior bank official said to The New York Times last fall, “It doesn’t matter how much Hank Paulson gives us, no one is going to lend a nickel until the economy turns.” But there’s the rub: the economy can’t recover until the banks are healthy and willing to lend.”

(Al respecto que el primero problema es la falta de crédito en la economía)

“The second problem the U.S. faces—the power of the oligarchy—is just as important as the immediate crisis of lending. And the advice from the IMF on this front would again be simple: break the oligarchy.”

(¿Se animara el gobierno de EUA a hacerlo?)

El día de ayer Gerardo Esquivel mencionaba en su blog que dos artículos, uno sobre Paul Krugman y otro del mismo autor. El primero aparece en Newsweek y otro en diversos diarios y se llama La mística del mercado. Aunque los artículos hablan sobre el premio Nobel de economía y de las políticas económicas de Obama, subyace una idea en ambos: el mercado financiero se le debe de controlar y esto significa controlar a sus oligarcas.

…aprenderán alguna lección los políticos mexicanos y por fin decidirán controlar a los oligarcas que nos controlan, es decir, a los monopolistas, sindicalistas y demás mafias ¿Se fajarán los pantalones?

2 comentarios:

  1. No, los políticos (que suelen ser los propios monopolistas, sindicalistas y mafiosos) no se controlarán a sí mismos.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante ¡y cierto!

    Pero a razón de tu último párrafo estoy de acuerdo con Ramón. Los políticos (y/o el gobierno) no deben controlar a los oligarcas incluyendo el hecho de que ellos forman las más grandes oligarquías. La tarea del gobierno no es controlar, es regular y así deben ver que se disuelvan las oligarquias existentes y evitar que se formen nuevas.

    ResponderEliminar