17 marzo 2009

Sobre la cultura y la crisis económica.

La actual crisis económica me parece que va a tener efectos terribles en la inversión pública y privada de actividades culturales, haciendo que su oferta se reduzca. Me parece que en estos tiempos en los cuales existe mucha incertidumbre y desesperanza sobre el futuro económico de México, las actividades culturales pueden jugar un papel muy importante para contrarrestar esto y prepararnos para el futuro.

Las actividades culturales pueden servir para la difusión de conocimientos, los cuales sin son correctamente enfocados, podrían disminuir el nivel de ignorancia entre la población (uno de los grandes males del país) situación podría impactar directamente en la productividad e innovación de los trabajadores (muchas manifestaciones culturales son naturalmente inspiradoras). Además, me parece que las políticas culturales podrían enfocarse a fomentar la solidaridad y la tolerancia entre los mexicanos, algo que me parece hace mucha falta…o simplemente, podrían ser usadas para generar placer entre la población y evitar el desanimo colectivo.

Me parece que es tiempo de consumir más cultura y compartirla.

6 comentarios:

  1. No hay que olvidar que por ahora ya están asignados ciertos recursos, están programadas fechas y lugares, por lo que no creo que se haya una oferta menor de eventos culturales en el país, menos en el DF (que ha organizado muchos eventos culturales... y a cado rato).

    Sin embargo, aunque comparto el punto de la necesidad de tolerancia, solidaridad y ser menos ignorantes (va para todos!), dudo que puedan evitar el "desanimo y depresión colectiva" (por lo menos de los desempleados), pues el que no tiene trabajo y está hambriento se puede ir, en muchos casos lo es, al comercio informal o la delincuencia en vez de ver una función o concierto al aire libre y sin costo...

    Mientras que para mejorar la productividad es necesario incentivar a los trabajadores (y no sólo por el salario),se necesita reestructurar la organización de las empresas y mejoras productivas, así como los procesos de producción más eficientes...

    ResponderEliminar
  2. Lou,

    Tal vez en el DF no haya recortes y menos en tiempos de elecciones, pero también hay que tener en cuenta su calidad. Me parece que en realidad no se va a reducir su número, sino su calidad, lo cual puede tener efectos contraproducentes.

    Obviamente, una política cultural por si misma es insuficiente para detener el “desanimo y depresión colectiva”, pero pueden ser un gran contrapeso a esto. Aunque insisto, deben de ser de calidad e ir encaminados a tal propósito. Sin duda, el desempleo impulsara el consumo de productos piratas y de espectáculos públicos gratuitos. En este sentido, el gobierno puede aprovechar esto a favor de todos, siempre y cuando se haga prudentemente y realice una oferta de alta calidad de productos de calidad.

    Por otra parte, se que la productividad de los trabajadores es multifactorial, aunque sin duda un trabajador con un mayor bagaje cultural se encuentra más equipado para innovar en el trabajo y contribuir a la elevación de la productividad de la empresa, que un empleado que cuenta con pocos conocimientos.

    ResponderEliminar
  3. ¿Y tú crees que a un empleado, aún con un bagaje cultural alto, le importe siquiera el innovar y contribuir a la productividad de la empresa así porque sí?
    Lo que le importa es seguir obteniendo un ingreso; individualismo, búsqueda de beneficos: así funciona el capitalismo.

    ResponderEliminar
  4. Lou,

    Por supuesto, y la generación de nuevas ideas le ayuda a eso

    ResponderEliminar
  5. La educación es ciertamente una de las actividades que más beneficios reporta, tanto a nivel empresas como a nivel nación y la cultura juega un papel crucial en la educación.

    Sin embargo, los beneficios de la educación son complicados de medir, porque rara vez son inmediatos y se pueden atribuir a otras acciones, a otras causas.

    Y al no poder reportar resultados inmediatos o que se puedan medir con exactitud (¿qué beneficio me reportará enseñar inglés, por decir algo, a un grupo de mis empleados? ¿y cuánto significa este beneficio en pesos y centavos?) los progamas culturales son los primeros en sufrir y sufren en las empresas y sufren en las naciones. Y es una pena, porque el impacto de reducir hoy la cantidad y/o la calidad de los programas culturales no lo vamos a notar de inmediato, lo vamos a sufrir en el futuro con generaciones más jóvenes.

    ResponderEliminar
  6. y creo yo que ahora estamos viviendo los frutos de los errores del pasado...

    ResponderEliminar