05 abril 2009

Bolivia y el Litio

Una buena parte de la tecnología moderna utiliza baterías de litio. El crecimiento de la demanda de computadoras portátiles, celulares, reproductores de música, cámaras electrónicas y autos híbridos alrededor del mundo ha hecho a este elemento muy valioso. Para Bolivia pueden ser buenas noticias o muy malas noticias. En la zona conocida como el Salar de Uyuni se encuentran grandes reservas de este valioso elemento.

El actual gobierno del país sudamericano no permite la inversión extranjera directa en este lugar para la extracción del litio. El motivo principal es no repetir un modelo exportador basado sólo en la extracción del recurso por extranjeros. La idea no es mala, y sugiere la asociación de compañías extranjeras de forma minoritaria con el gobierno boliviano. Dados los grandes intereses económicos que hay envueltos alrededor, es de esperarse que se extraiga este mineral, ya sea por compañías bolivianas (privadas o gubernamentales), por extranjeras o por una asociación de ellas.

Sin embargo, la extracción de este mineral tienen severas consecuencias ambientales, pues requiere enormes cantidades de agua y es altamente destructivo con el paisaje. (Similar a la extracción de petróleo de arenas bituminosas en Alberta, Canadá).

La manera en que en Bolivia se extraiga el litio determinara si esta naciente industria minera puede contribuir al desarrollo de este país sudamericano o llevarlo a una reedición del colonialismo con una enorme destrucción ecológica. Será interesante observar la evolución de este fenómeno, pues puede brindar enormes lecciones de que se debe o no hacerse cuando se tiene un recursos muy valioso internacionalmente. Sólo espero que no repliquen errores de países petroleros que no han sabido aprovechar sus recursos o que su presencia han sido causa de guerras o han servido de apoyo a dictaduras.

Para una información más detallada de este tema se puede revisar este reportaje: In Search of Lithium: Battle for the 3rd Element.

2 comentarios:

  1. Pues esperemos que Bolivia aproveche los recursos provenientes de dicha explotación para crecer en el mediano plazo, pues es tentador basar la economía en recurso tan rico como el litio (y como ha sucedido con el petroleo en otros sitios), pues la tendencia es a eliminar los metales pesados en las baterías y es posible que en el mediano plazo batarías de materiales más comúnes y más amigables con el medio ambiente, como el silicio, remplacen a las de litio.

    ResponderEliminar
  2. Definitivamente el conocimiento que existe de las fuentes alternas de energía es muy escaso, las grandes compañias no permiten que comercializemos nuevos productos. En principio el litio NO es un metal pesado, es un metal sumamente reactivo y tóxico. El único elemento que podría generar un potencial mayor sería el hidrógeno (el problema es que es un gas). Existen otros materiales más amigables como el super hierro, el cuál solo deja como residuo óxido férrico, el cual no es tóxico. Otro camino es con nanotecnología, de hecho existe baterías de virus, mucho más baratas y amigables.

    ResponderEliminar