26 abril 2009

Sobre la influenza porcina y la pobreza.

ULo que se sabe hasta el momento es que la influenza porcina es curable si se detecta a tiempo y se recibe el tratamiento adecuado, lo cual es sin duda una buena noticia. Ahora bien, para que esta enfermedad no se traduzca en una epidemia mortal implica que todas las personas deben de tener acceso a servicios de salud donde puedan ser atendidos adecuadamente. No obstante en México, esto no se cumple al 100%. La mayor parte de las personas pobres no tiene acceso a los servicios de salud públicos y no pueden pagar servicios privados. En este sentido, el verdadero riesgo de esta enfermedad es que se transmita a este grupo de personas y dada sus carencias, sean ellos los más afectados. Sería terrible que esta enfermedad llegase a las localidades rurales pobres donde no existen servicios de salud cercanos y/o con falta de medicamentos y equipamiento adecuado; pues con mucha probabilidad habría muchas muertes por influenza porcina.

Esta situación sería sólo el reflejo de los problemas sociales de México: pobreza, inequidad, pésima administración del sector salud público, falta de planeación, etc. Sin importar el desenlace final de esta “crisis de salud pública”, si en el futuro no se ataca este problema de pobreza y desigualdad en el acceso a servicios básicos, esta vulnerabilidad seguirá existiendo, significando una amenaza permanente para la población y la viabilidad del país. Por lo tanto, se requieren políticas públicas altamente proactivas de parte del gobierno para reducir la pobreza y no esperar que por “el arte de magia del mercado suceda.”
.

8 comentarios:

  1. Como decía mi abuela: "Al perro más flaco se le cargan las pulgas."

    ResponderEliminar
  2. Bueno hay gente en Acción Nacional que opina que :

    PAN, pide cercos sanitarios en zonas marginadas - El universal.


    el horror hermano... el horror.

    ResponderEliminar
  3. Un amigo mexicano me mandó este comentario........Perfecto, como mexicanos debemos ver la cosas tanto con seriedad y sentido del humor, por lo cual les mando una chistecín......

    "La mamá de la gripe le dice a su hijo: hijito no te juntes con ese virus, es mala influenza."

    ResponderEliminar
  4. Preocupante, bastante preocupante...

    ResponderEliminar
  5. Parece que todos absolutamente todos aunque no estemos asegurados tenemos derechos de ir a cualquier hospital y nos atiendan si creemos tener esta enfermedad.

    ResponderEliminar
  6. Mujer Maravilla,

    Cuando me refiero a acceso, me refiero a la posibilidad de acceder físicamente a una unidad de salud especializada y con el equipamiento adecuado. Muchos poblados del país no cuentan con estas instalaciones y tienen que viajar a la cabecera municipal en el mejor de los casos o hasta la capital de Estado en el peor caso. Además, aunque tengan hospitales, no se garantiza que tengan el equipamiento adecuado para atender a un gran número de enfermos por influenza. A esto me refiero con falta de acceso, no ha que les nieguen el servicio por estar o no afiliados al IMSS o al ISSSTE o al seguro popular.

    Te imaginas un brote de esta enfermedad en localidades alejadas de Oaxaca o de Chiapas, donde se tiene que caminar hasta un día para llegar a la clínica más cercana…sería simplemente desastroso…

    ResponderEliminar
  7. entiendo a lo que te refieres con esos accesos, pero como se trata de su vida, dudo que se vayan a ir caminando, van a buscar quienlos lleve en un coche o por lo menos en caballo... en verdad ya sería cosa suya si no van a algún centro de salud...

    ResponderEliminar
  8. Lep,

    En verdad hay lugares en México donde no hay caminos adecuados, muchos de ellos de terracería y la gente no cuenta con caballos, mulas ni coches.

    ResponderEliminar