02 mayo 2009

Controversia sobre la preparación de México en caso de epidemias.

Actualizado con información del Placer de Disentir (en rojo)
.
Julio Frenk escribía ayer en el NY Times que México se encontraba muy bien preparado en caso de presentarse una epidemia, gracias a su amplia cooperación internacional y a su rápido diagnostico de la situación.

La capacidad de México ante este tipo de situaciones no sólo ha sido cuestionada por muchos mexicanos, también en el plano internacional cuando Brasil acusó a México de emitir lentamente la alerta internacional sobre esta enfermedad.

La respuesta de México no se ha hecho esperar y acuso a la OMS de no haber reaccionado a tiempo ante esta amenaza, pues México había notificado desde el 16 de abril y fue hasta ocho días después que la OMS lanzó la alerta mundial al respecto.

Esta aseveración es en parte cierta, pero oculta el resto de la historia, una que refleja la falta de preparativos, de capacidad y de equipos para detectar un nuevo virus en México. También refleja que las autoridades Mexicanas no respondieron adecuadamente a los reportes, tanto locales como internacionales, de que algo extraño sucedía en Veracruz. Igualmente, habla de una mala comunicación entre la OMS y México. Los hechos fueron de la siguiente manera:

1.- "Que el primer caso identificado en México del virus A(H1N1) se presentó el 17 de marzo y el segundo el 25 de ese mismo mes. Ninguno de estos dos casos, por cierto, corresponde al niño Edgar Hernández de la comunidad de La Gloria en Perote, Veracruz, a quien erróneamente se ha identificado como el posible primer portador del virus, ya que es sabido que Edgar se enfermó a principios de abril y no en el mes de marzo. Tampoco se trata de Adela María Gutierrez Cruz, la persona que falleció en Oaxaca, ya que ella empezó a presentar los síntomas de la enfermedad hasta el 9 de abril. " (Gerardo Esquivel)

2.- Veratect alertó al gobierno mexicano desde el 6 de abril sobre un brote de influenza en La Gloria, Veracruz, y al parecer las autoridades locales ya habían solicitado asistencia medica desde febrero para la comunidad. Mientras que Imagen del Golfo, diario local, ya reportaban desde el 2 de abril un incremento del 15% de las enfermedades respiratorias en Veracruz. (Biosurveillance)

2.- El 10 de abril la OMS detecto en la Gloria, Veracruz, un brote de influenza y le pregunto a las autoridades mexicanas al respecto y estas respondieron el 12 de abril que el brote había terminado el 3 de abril. (NY Times)

3.- El 16 de abril Veratect reporta a las autoridades de salud de Oaxaca un brote inusual de neumonía en el Hospital Civil Aurelio Valdivieso in Reforma. (Biosurveillance).

4.- Ese mismo día México reporta a la Organización Panamerica de la Salud sobre un numero alarmante de casos de influenza y neumonía, pero no recibe respuesta al respecto sino hasta ocho días depues.

5.- El día 17 de abril y la OMS detecto muertes en México similares por neumonía similares a las provocadas por el SARS y nuevamente preguntaron y los resultados de laboratorio no arrojaban muertes relacionadas con el virus del SARS. Es hasta el día 22 de abril que México formalmente reporta a la OMS su preocupación por las muertes de neumonía; el 23 recibe la confirmación de la existencia un nuevo virus de la influenza (NY Times) y al día siguiente se desata la emergencia sanitaria en México.

Asimismo, dentro de esta historia se demuestra la incapacidad del país para poder analizar independientemente las muestras y determinar el tipo de virus del que se trataba. La muestra del primer paciente identificado publicamente, Edgar Hernández, fue tomada desde el 8 de abril, y aunque se determino en México que era influenza A, se requerían análisis más avanzados al respecto para determinar en realidad de que se trataba. La misma situación se repite con María Adela Gutiérrez, quien fuera la primera fallecida oficial por este virus. La muestra se tomo el 9 de abril, el día de su defunción y se mando a examinar fuera del país, porque aquí no existían los quipos necesarios para ello. Igualmente, fue sólo hasta que se acumularon más casos de influenza A y muchas muertes que se decidió enviar 40 muestras a análisis en Canadá.

Estas llegaron el día 22, a medio día, a Winnipeg, Canadá, y en 24 horas determinaron que se trataba de un nuevo tipo de virus. Si en México hubiese existido un laboratorio que por rutina las examinase, como precaución contra el sufrimiento de influenza aviar o SARS, el virus se hubiese detectado días antes, y no 16 días después. Situación que habría dado tiempo para contener la enfermedad y haber evitado que se expandiera a todo el país.

Esto sin duda es una muestra de la poca preparación de México ante el surgimiento de una epidemia en territorio nacional. Si por alguna razón hubiese surgido en otra parte del mundo, seguiríamos sin la capacidad de poder analizar las muestras por nuestra cuenta (ya se compraron equipos y se capacito a gente para ello, pero es como una vez muerto el niño a tapar el pozo). Esto me parece una falta de visión de los encargados de la salud del país.

Me parece que existen evidencias para señalar que las autoridades de salud mexicanas, así como el sistema de salud, NO se encontraba preparados para detectar tempranamente una epidemia, que desoyeron o minimizaron los reportes internacionales y locales, que NO existía ni equipo ni personal en México para analizar muestras de virus (evidenciando nuestra dependencia tecnológica y falta de desarrollo) y lo peor del caso, una burocracia que sólo reacciono cuando la situación era demasiado evidente como para negarla.

…y como cereza del pastel, la declaración del Dr. Miguel Ángel Lenza, director general de vigilancia epidemiológica y control de enfermedades de la Secretaría de Salud, pensaba lo siguiente:

"Our hypothesis was that we were faced with an ordinary influenza that for some reason was extending beyond the normal time" (WSJ)

[Nuestra hipótesis es que nos enfrentábamos con una influenza ordinaria que por alguna razón se estaba extendiendo más allá del tiempo normal]

Esto declaración (tal vez sacada de contexto) apunta a que se cruzaron de brazos mientras recibían confirmación del extranjero, algo que parece corroborarse dada las abruptas decisiones que se tomaron el 24 de abril. En otras palabras, no parece que en este tiempo hayan tratado de crear un plan ante la confirmación de lo peor..es más, no me parece ni siquiera que hayan tenido uno en caso de emergencia.

O ¿Ustedes que opinan?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario