26 mayo 2009

¿Qué se puede esperar? (2)

El día de hoy Ricardo Alemán escribe sobre el nepotismo que impera en todos los partidos políticos, en los cuales los candidatos a puestos de elección no son designados por motivos de profesionalismo, honestidad o eficacia; su designación responde a lazos familiares. Los llama “vulgares depredadores de la política”, término muy suave para este cáncer social.

Si estos candidatos llegan al poder podemos esperar que designen a personas profesionales y honestas en cargos de la administración pública… yo personalmente lo dudo. Seguramente, nombraran algún familiar.

..con estos políticos simplemente no podemos avanzar a un mejor país.

4 comentarios:

  1. ¿Por eso pero qué hacemos?
    La gente "buena" por poner un término, no llega al poder a puestos importantes. Sólo tengo uno en mi cabeza a Aguilar Zinser. Estaba escuchando o viendo no recuerdo, que en Inglaterra dos políticos renunciaron porque usaron dinero público que la ley lo permitía pero para la percepción ciudadana era un abuso, sólo por eso por la percepción de que habían faltado a su tarea sintieron la obligación de renunciar. Aquí aun cuando hay videos, conversaciones grabadas que prueban eso y más no pasa nada.
    ¿Qué hacemos????
    Por favor no me vayas a decir que votar.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  2. Podemos hacer varias cosas. La primera es que necesario votar (aunque te enojes), pero no como todos. Mi opción es la anulación del voto bajo una gran coordinación social y como medio de protesta. Ya lo había comentado antes en otro post.

    http://mexicoparalosmexicanos.blogspot.com/2009/03/proximas-elecciones-no-participar-o.html

    Otra opción, pero que tendría que ser aun mayor y de todos los votantes, es no votar. El sistema electoral se caería ante una falta de participación masiva.

    Otra opción que me gusta mucho más, es la de presionar a los políticos y a los partidos todo el tiempo. Si uno está en verdad interesado, averiguara quienes son los candidatos, si no le gustan, se los hará saber, si llegan al poder se les debe exigir que cumplan lo que prometieron y mantenerlos vigilados todo el tiempo. No soy tan ingenuo para decir que un solo individuo puede hacer todo esto, en realidad sólo si la ciudadanía funciona como una red social se podría lograr.

    Como ves, a final de cuentas todas las opciones que propongo requieren de una cosa: coordinación social hacía un fin. Esta es la verdadera parte difícil, pero creo que vale mucho la pena alcanzarla.

    ResponderEliminar
  3. Me acuerdo de que una de las medidas que proponían el Peje y sus secuaces era "adoptar un político", es decir, organizar redes civiles en las cuales cada miembro se encargaría de hacerle marcaje personal a un funcionario. Yo creo que si eso se hiciera con responsabilidad y auténtico civismo, conseguiríamos disminuir la corrupción un poco. Incluso, con algo de suerte, conseguiríamos reeducar a la clase burócrata y política del país.
    Sin embargo, la alternativa no es viable a menos que haya gente dispuesta a dedicarle tiempo a vigilar a alguno de estos puercos, pero vigilarlo en serio, y a denunciarlo de manera insistente cuando hace sus cochinadas, y a tomar todas las medidas necesarias para volverlo al redil. ¿Quién dice yo?

    La alternativa que está más a la mano es anular el voto. El problema es que requiere participación masiva, unánime. Aún así, intentarlo es un comienzo.

    ResponderEliminar