14 julio 2009

Sobre las nuevas visas para mexicanos para entrar a Canadá.

Debo de admitir que la decisión de Canadá de solicitar visa a los mexicanos para la entrada a su país me desagrada mucho, pero creo que está completamente justificada por la gran cantidad de compatriotas que han querido aprovecharse de las políticas de refugiados del país de la hoja de maple.

Esta situación de que un mexicano entra a Canadá y solicita estatus de refugiado para lograr la residencia canadiense, es algo que sabía desde hace muchos años y era manejado como un secreto a voces entre varios mexicanos. Esto no había representado un gran problema, porque el destino principal de migración ilegal de los mexicanos era EUA, pero antes las mayores dificultades que representa hoy en día entrar a EUA y lo caro que resulta ir a Europa, la solución de muchos fue sencilla: Canadá. Sólo en 2008, se presentaron 9,400 solicitudes de refugio por parte de mexicanos en Canadá.

Los canadienses toman esta decisión para evitar que los mexicanos se aprovechen (a la mala) del sistema de refugiados de Canadá, que es uno de los más receptivos del mundo. Ellos saben que no pueden detener la migración ilegal del todo, aunque evitaran al menos que haya solicitudes infundadas de refugio político, y en realidad se atiendan a refugiados políticos que en realidad lo necesitan por la persecución de sus ideas.

Ahora bien, esto saca a relucir dos cosas. La primera, al parecer los mexicanos estamos empapados de la cultura del que no tranza no avanza, y a donde vamos, aprovechamos los vacios legales para nuestro beneficios sin importar los demás. Hasta que esta idea no sea desaterrada del imaginario popular, seguiremos siendo un país subdesarrollado donde la corrupción nos devora día a día y la cleptocracia nos gobierna. La segunda, la política económica de los últimos gobiernos federales del blanquiazul ha sido tan mala que obliga a nuestros compatriotas a buscar mejores oportunidades de vida en otros países. Mientras sigamos con políticas neoliberales nuestro mejor producto de exportación seguirán siendo los inmigrantes.

2 comentarios:

  1. Vale la pena mencionar que el gobierno canadiense advirtió en repetidas ocasiones al gobierno mexicano de la situación, durante meses. Nuestro gobierno ignoró las advertencias y no tomó medidas al respecto. Ahora estamos en una situación incómoda gracias a que nuevamente nuestro gobierno no actuó adecuadamente cuando debió hacerlo. Igual que con la influenza.

    ResponderEliminar
  2. Probablemente no le convenía actuar, por la simple razón de que el costo político de tener que repatriar a N mil compatriotas era mucho mayor que poner al gobierno canadiense como el villano. Los migrantes mexicanos no se van por gusto, se van por que el sistema mexicano ha fracasado en darles oportunidades; y que el gobierno de México hubiera tenido que detener la migración hubiese expuesto todos sus errores.

    ResponderEliminar