13 agosto 2009

Camionetas publicitarias en la Ciudad de México: deben de ser prohibidas.

En el último año, en la Ciudad de México, varios automovilistas se han encontrado con un nuevo tipo de obstáculo vial: las camionetas publicitarias. Estas suelen circular en grupo y a una velocidad más lenta que el resto de los automóviles que las rodean.


El problema con estos camiones es que son una fuente de tráfico. En un post del año pasado publique un pequeño video de cómo se forma el tráfico, en el cual se muestra que éste surge cuando un automotor reduce su velocidad en relación a los demás, lo que provoca un efecto domino que crea tráfico a lo largo de las vialidades. Los ingenieros de transporte llaman “olas de tráfico” a este fenómeno. Investigadores japoneses lograron reproducir este fenómeno en vivo:




Así como investigadores del MIT lograron crear un modelo matemático que explica estas “olas de tráfico”, con lo cual se avanza en el entendimiento de este fenómeno y en la creación de soluciones del mismo.





Ahora bien, los camiones publicitarios se convierten en grandes generadores de externalidades negativas al ser una fuente de tráfico, pues multiplican la contaminación al incrementar los tiempos de circulación de los automóviles. Igualmente, esto genera pérdida de miles de horas hombre, que no son recuperables (pérdidas económicas); en conjunto, con estrés para los automovilistas (junto con los males de salud que el estrés acarrea); así como contaminación visual. En este sentido, muy difícilmente los beneficios económicos que generan estos camiones (empleo a los conductores y ganancias a las empresas publicitarias) compensan las externalidades negativas generadas. Por ello, la circulación de este tipo de camiones publicitarios, y sus similares, deben de ser prohibidos en la Ciudad de México para el beneficio de toda la ciudadanía.

4 comentarios:

  1. Qué curioso, yo no había visto -o no había notado- a estos camiones publicitarios, sin embargo ayer me topé con cuatro de ellos. Concuerdo plenamente contigo, no tienen ningún tipo de beneficio, la gente apenas repara en ellos y sólo provocan más tráfico y contaminación. Me quedé pensando largo rato "¿con quién y cómo podemos quejarnos de esta situación?" y no llegué a ninguna conclusión. ¿Será con Armando Quintero del GDF? En verdad habría que hacer algo.

    ResponderEliminar
  2. Al parecer un representante del PRD de la ALDF propuso prohibirlos, pero creo que la iniciativa nunca paso a mayores.

    ResponderEliminar
  3. Encima, son una pésima estrategia mercadotécnica. Aquí en Chihuahua, además de circular en manadas, también suelen pararse en laterales de vialidades grandes. Antier vi a cuatro estacionadas en el Bulevar Ortíz Mena... los cuatro choferes panzones estaban sentados en la camioneta que anunciaba a Telcel. No creo que Telcel quiera relacionar su marca con señores panzones que fuman en camiseta interior.

    ResponderEliminar
  4. igual y tratan de alcanzar un nuevo segmento de mercado...

    ResponderEliminar