20 agosto 2009

Sobre el consumo de drogas en EUA y efectos sobre México y Canadá.

La demanda de droga de EUA probablemente sea la más grande del mundo y es altamente redituable, a tal punto que las mafias alrededor del mundo luchan violentamente para controlar la producción de drogas o su distribución a este mercado. México actualmente es un ejemplo de la lucha entre mafias por el control de rutas.

Durante años las principales drogas consumidas en EUA han sido las de origen natural y sus principales productores han sido los países latinoamericanos y, ahora, esta situación está dando un giro radical con el enorme desarrollo de las drogas sintéticas (principalmente éxtasis). Estas últimas, son de origen químico, son más adictivas, son prácticas para los consumidores y más peligrosas por sus efectos en la salud.

Uno podría pensar que Canadá no se caracteriza por ser productor de drogas o distribuidor importante para el mercado norteamericano. Sin embargo, esta sería una percepción falsa. Canadá es un importante productor de marihuana para abastecer su mercado y el de EUA, y todo indica que pronto se convertirá en el principal productor de drogas sintéticas para abastecer EUA y Asia. El último reporte del gobierno de Canadá muestra que la producción de éxtasis canadiense está siendo enviada a EUA, Japón y Australia.
Esta situación podría cambiar la geo-política de lucha contra el narcotráfico del gobierno de EUA, significando un cambo en la atención hacia Canadá; y reduciendo los apoyos hacia América Latina.

Del mismo modo, estas drogas sintéticas cuando entran a un área determinada tienden a remplazar el consumo de otro tipo de drogas, generalmente las de origen natural. Si la tendencia se confirma en el mediano plazo, la producción canadiense remplazara a las drogas latinoamericanas como principal producto consumido. Esta situación puede ser altamente peligrosa para México, puesto que puede llevar al recrudecimiento de la lucha entre mafias por controlar las rutas de distribución de lo que quede del mercado de EUA.

Es evidente que ante un problema global como es el narcotráfico, una lucha frontal local es insuficiente. En este sentido, la lucha en México contra el narcotráfico es fútil a menos que se reduzca su principal fuente de demanda: la estadounidense. De otra manera se desperdiciaran vidas y enromes recursos materiales para detener lo imparable.

Imagen: Drug Situation in Canada, 2007.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario