19 octubre 2009

EU: el arte de culpar al vecino

EU: el arte de culpar al vecino
Editorial de El Universal.

Durante 25 años los políticos estadounidenses han basado su guerra contra las drogas en una suposición simple, que para erradicar el consumo de narcóticos entre sus ciudadanos basta con eliminar a los productores y traficantes que viven en el patio trasero. El negocio para los demagogos de esa nación, hasta muy recientemente, salió redondo: elección tras elección hicieron campaña alardeando sobre sensibilidad hacia las víctimas de drogadicción, mientras proponían invertir más dinero, comprar más armas y enviar más agentes de la DEA a México y Colombia.
Todos los asesores y expertos en el tema han escrito y declarado durante este mismo periodo que luchar contra la oferta, sin combatir la demanda, no sirve. Sin embargo, esta lógica —calificada de academicista— en nada pudo con los réditos de transferir la responsabilidad del creciente número de adictos a sus vecinos latinoamericanos. Y todo para no admitir ni pagar los costos a la hora de resolver un problema doméstico de salud.

Ahora que este fenómeno pasa a ser un expediente relacionado con la seguridad nacional, y ya no sólo con las adicciones, la hipocresía de estos políticos terminará por derrumbarse. A golpe de realidad se ha desvanecido el muro entre el patio trasero y la casa principal. Por haber ignorado lo obvio hoy los colombianos y los mexicanos que antes no pudieron erradicar, se han nacionalizado estadounidenses y se fueron a vivir a la recámara principal, han tomado la cocina y se despachan a lo grande en el salón familiar.

Al dedicarse a combatir la oferta en vez del consumo, las políticas impartidas desde la Casa Blanca hicieron que se desbordara el narcotráfico. Todas las facturas que antes quisieron ignorar les van a caer encima y de una sola vez. Y a nosotros los mexicanos también, por haber entrado a este juego equivocado de manera incondicional e inopinada.

Narcos corrompen autoridades de EU
Corrupción abre las puertas del sur de EU
La “vida loca” al servicio del narco

4 comentarios:

  1. Algo de verdad hay al mencionar que EU culpa al vecino de sus problemas con la droga, pero sería injusto decir que su combate al narco se ha basado únicamente en detener a los productores, si bien los esfuerzos realizados para acabar con el consumo han sido en su mayoría insuficientes, ineficientes e inapropiados, éstos no han sido nulos, como ejemplo veanse las leyes Rockefeller y 650-Lifer, además que se ha retirado la pseudoefedrina de los mostradores de las farmacias, por mencionar otras medidas, y se sigue de cerca su consumo y distribución, entre otros esfuerzos.

    Y, aunque un tema distinto, pero relacionado, también está el hecho que durante mucho tiempo (y algunos lo hacen todavía) se ha culpado de los problemas con los productores de drogas en México a EU, muchos sostienen que de detenrse el consumo en EU, en México se acabaría el narco-tráfico, prefiriendo permanecer ciegos al hecho de que México tiene su propio problema de consumo.

    ResponderEliminar
  2. Sin duda México también tiene sus propios problemas de consumo de drogas. No obstante, la lucha del narco en México no es por el control del mercado interno, si no de las rutas para abastecer a EUA. Si se acabase el mercado de EUA (algo útopico)sin duda el narcco mexicano sería un problema mucho menor del que actualmente es.

    ResponderEliminar
  3. Qué mamadas son esas?

    México vale verga pues

    ResponderEliminar
  4. Sería de ciegos no admitir que México tiene sus problemas de adicción y consumo de drogas u que cada día va en aumento pero la hipocresía siempre ha reinado en los gringos y el no aceptar (hata hace poco y a regañadientes) que la causa de muchas muertes y violencia en México tiene que ver con la lucha por la ruta hacia EEUU.
    Es una lucha de dos, pero a México se le critica, juzga y califica como si fuera el único responsable y EEUU como el "salvador" al mandar dinero y apoyo como la iniciativa Mérida. El problema es que el vecino poderoso quiere "aplastar" un problema cuando no ve que viene de su propio territorio.

    ResponderEliminar