10 diciembre 2009

Opinión de Gerardo Esquivel sobre el nombramiento de Ernesto Cordero a Hacienda.

"El presidente tendrá el control de todas las canicas. Estamos ante la posibilidad de que pueda influir en cosas en las que no podía con Carstens, quien con un perfil más técnico tenía que ser más cauteloso con los mercados. Cordero en cambio no tiene ni la experiencia ni la trayectoria de Carstens, y llega por su cercanía con Calderón"…"Cada uno de los nombramientos es preocupante, pero lo es más la combinación de los tres, que parece enfatizar que los criterios son la lealtad y el control de la política económica desde una perspectiva partidista".

Gerardo Esquivel, para El País.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario