28 mayo 2009

Desaparición del mar Aral.

El mar Aral, en Rusia, está desapareciendo y las fotos de la NASA al respecto son dramáticas. (El contorno de la segunda foto era la extensión que tenía en 1960)


La causa principal es la utilización de varios ríos que lo alimentaban, para el regadío de plantaciones de algodón y otros cultivos, en las zonas áridas de Kazakstán, Uzbekistán y Turkmenistán. Un proyecto que comenzó en la década de 1960, en los tiempos de la ex - Unión Soviética. Ver estas imágenes me provoca enojo y tristeza a la vez, pues significa la muerte de un enorme ecosistema, a favor de las ganancias de unos cuantos. Un desastre ecológico gigantesco.

En México paso algo similar con la desaparición de los lagos que existieron la Ciudad de México, y cuya desecación se debió a ignorancia principalmente, pero cuyo fin era el beneficio de unos pocos.
Vía: Ecogeek.

Países menos afectados por la crisis.

De acuerdo a una encuesta realizada por una ServCorp entre 7,500 personas en 24 países, se creó este mapa que señala los países que se consideran superaran mejor la actual crisis económica.

Si hubiera un mapa con los países más afectados por la crisis, sin duda estaría México.

Vía: Digital Inspiration y Herald Sun Australia.

27 mayo 2009

La cocina y la evolución humana.

El día de hoy me encontré un interesante artículo del New York Times sobre un libro llamado “Catching Fire: How Cooking Made Us Human”. El artículo menciona que el desarrollo de cocinar alimentos fue un factor fundamental en la evolución humana. La cocina creó alimentos más sanos, con una gran diversidad de sabores, redujo el desperdicio y permitió incrementar la energía que los humanos obtenían de la comida.

Esta energía extra permitió una mejor supervivencia y reproducirse más rápidamente que otras especies. Además, de que redujo el gasto energético en la digestión, energía que se dirigió al crecimiento de los cerebros. Esto sin dudas trajo cambios en la anatomía, fisiología, ecología, historia, psicología e historia humana.

Esta idea me parece muy interesante por dos cuestiones. La primera, todo indica que cocinar alimentos fue muy importante para la evolución de la humanidad (en muchos sentidos). La segunda, lo anterior sugeriría que los cambios la manera que cocinamos alimentos y los consumimos, parecen afectar fuertemente a la sociedad.

En este sentido, los fuertes cambios alimenticios de hoy en día (hábitos alimenticios, comida rápida y chatarra.) podrían no sólo tener graves efectos en la salud de las personas, también sobre el desarrollo de la sociedad (al menos se sabe que el crecimiento de consumo de carne alrededor del mundo está generando graves problemas de contaminación).

26 mayo 2009

¿Qué se puede esperar? (2)

El día de hoy Ricardo Alemán escribe sobre el nepotismo que impera en todos los partidos políticos, en los cuales los candidatos a puestos de elección no son designados por motivos de profesionalismo, honestidad o eficacia; su designación responde a lazos familiares. Los llama “vulgares depredadores de la política”, término muy suave para este cáncer social.

Si estos candidatos llegan al poder podemos esperar que designen a personas profesionales y honestas en cargos de la administración pública… yo personalmente lo dudo. Seguramente, nombraran algún familiar.

..con estos políticos simplemente no podemos avanzar a un mejor país.

25 mayo 2009

¿Qué se puede esperar?

¿Se puede esperar de un candidato a un puesto público, que se promociona por medios ilegales, que cumpla la ley si llega al poder? … Yo no lo creo.

“Demetrio Sodi de la Tijera, candidato del PAN a la jefatura delegacional por la Miguel Hidalgo, juró ayer a los reporteros que no pagó un centavo por el espacio que ocupó en televisión durante la transmisión del juego Pumas-Puebla. Aseguró que los comentaristas se le acercaron y se dio la entrevista. “Fue suerte”, dijo, palabra por palabra. “De hecho, no sabía si iba a salir”, agregó. Pues no, no fue suerte. Y sí sabía que iba a salir: el candidato del PAN programó esta entrevista en su agenda de actividades fechada el 22 de mayo, según una copia de la ídem en poder de Bajo Reserva. Dice: “16:45-19:00 Participará con los comentaristas de Televisa Deportes en la transmisión del partido de la Semifinal del Torneo de Clausura del Futbol Mexicano, entre los equipos…” Sodi afirma que no pagó; ¿por qué creerle? Imagínese usted la millonada que cuestan unos segundos en la semifinal del futbol mexicano. ¿Aló? ¿Autoridades electorales? ¿Alguien por allí? Deje usted el candidato; el personaje, emanado de la sociedad civil, tiene mucho qué explicar…”

Vía: El Universal.

21 mayo 2009

Neve & Gelato en la Condesa, mal servicio al cliente y evasores de impuestos.

El día de ayer me detuve a leer un libro en un lugar llamado Neve & Gelato en la Condesa, todo iba bien hasta el momento de pagar cuando pedí que me hicieran una factura por mi consumo (68 pesos). Entonces, la mesera (Montserrat) me dijo que no podían hacer la factura a menos que consumiera como mínimo 80 pesos, que eso le comento su gerente.

Entonces, me dirigí con el gerente y le pregúntela razón por la cual no podía expedirme una factura que me sirviese de comprobante fiscal. El argumento que era política de la empresa no emitir facturas por consumos mínimos de ochenta pesos, que lo disculpara y que si consumía en otra ocasión ahí, podía juntar mis tickets y alcanzar el mínimo y hacerme una factura.

Sus argumentos me parecieron débiles. Le dije que tenía la obligación (por Ley) de emitir comprobantes fiscales. Además, que no iba a caer en un gancho tan barato de regresar para consumir más y que me emitieran un comprobante.

El gerente (Albert, un chaparrito, con frenillos para los dientes y con el estereotipo de un adolecente de b-movie detrás de un mostrador) me comentó que eso le decía el contador de la empresa y que podía regresar en otra ocasión a consumir y que con mucho gusto me hacían mi factura juntando el ticket.

Dado que repitió lo mismo, le dije que era absurdo lo que me decía. Que su obligación era cumplir la ley. Además, si es gerente de un negocio, era su obligación tomar decisiones para dar satisfacción a los clientes. También, le dije que no tenía intenciones de regresar, pues como cliente sentía violentados mis derechos.

El me dijo nuevamente lo mismo y que no me había insultado, que regresara en otra ocasión.
Yo le comente que era un insulto negarme lo que por derecho de ley me corresponde; por lo tanto, no regresaría ahí; y que quería mi factura y que era su obligación dármela. Nuevamente se negó, y me repitió los mismos argumentos.

Yo en un nivel de enojo muy grande, le dije que lo que hacía era violar la ley, que era ilegal. Entonces, le pedí, que me mostrara dónde estaba plasmada en papel dicha política ¿En el menú, en un cartel, en una ley fiscal? Pero no pudo mostrarme nada. Entonces, le exigí que si no me daba mi comprobante fiscal me diera por escrito las razones por las cuales no me daría un comprobante fiscal. Para mi colmo, me repitió lo mismo, y que no me podía dar nada.

Miles de ideas sobre su comportamiento me corrieron por la mente (que era un obtuso, que no tenía materia de gerente, que era una maquinita diseñada para repetir lo mismo, que era cómplice de un delito, que es un animalito amaestrado, que por personas como él que no cumplen las leyes México esta jodido, etcétera) pero no se lo dije. Únicamente le dije que estaban evadiendo impuestos, que era ilegal lo que hacían y me retire.

… pero no sin hacer nada. Uno nunca debe de quedarse en la simple queja, si no el país va a seguir igual. El día de hoy en el Servicio de Administración Tributaria denuncie esta irregularidad. Específicamente escribí:

En la nevería Neve e Gelato (ubicada en la calle de Cuernavaca 124 colonia Condesa, C.P. 06140, Del. Cuauhtémoc, Distrito Federal) se me negó la expedición de un comprobante fiscal. Realice un consumo por 68 pesos, pero se me exigió un consumo mínimo de 80 pesos para poder expedir mi comprobante fiscal. Dado que no consumí tal cantidad no se emitió ningún comprobante fiscal.

Dado que se trata de un lugar donde los consumos suelen ser menores a esa cantidad (una nevería) y tiene a diario decenas de consumidores, me parece que se trata de una práctica encaminada a la evasión fiscal.

Nevería Neve e Gelato.
Bon Appetite de Cuernavaca S.A. de C.V.
Calle de Cuernavaca 124, colonia Condesa, C.P. 06140,
Del. Cuauhtémoc, Distrito Federal, México.
RFC: BAC-990630-769
Teléfono 52-73-42-47
E-mail:
marina@zucchellialpha.com.mx

La queja tiene el número de Folio: QU200915515839 y fue recibida con éxito el día 21 de Mayo de 2009 a las 9:44 hrs.
Sólo me queda llamar a no consumir en el Neve & Gelato de la Condesa, porque este tipo de empresas, con sus políticas, son las que evaden impuestos, y son las que presionan las finanzas públicas negativamente y dañan al país. Por empresas como estas, que evaden miles de millones de pesos, el gobierno no recauda lo suficiente para financiar proyectos en beneficio de todos…si alguien se pregunta el porqué no hay dinero suficiente para seguridad, agua o salud, la evasión fiscal es una de las principales causas.
P.D. Espero que tengan pronto una visita amistosa de hacienda (SAT)

20 mayo 2009

Un par de links.

Hoy dejo un par de links sobre un artículo y una infografía (en ingles) que me parecieron muy interesantes.

El primero es sobre los altos costos de ser pobre. Suena un poco contradictorio, pero la verdad es que ser pobre sale caro, ya que generalmente se enfrentan a mayores costos de bienes y servicios. Por ejemplo, un litro de leche suele salir más caro en la tienda de un barrio pobre que en un supermercado. En general, sale caro vivir en barrio pobre en términos de salud, precios y servicios.

El segundo, es una infografía sobre la pesca mundial. Al parecer se ha pescado tanto algunas especies, que están comenzando a desaparecer.

15 mayo 2009

Desigualdad y salud: Editorial del Universal.

Me pareció muy correcto este Editorial de El Universal como para compartirlo:
La epidemia de influenza AH1N1 fue más peligrosa en México porque, a diferencia de otros países, nuestro deficiente sistema de salud pública orilla a las clases medias y bajas hacia la automedicación. Pero hay plagas y bacterias aún más peligrosas, no porque sean mutaciones nuevas, sino porque quienes las padecen ni siquiera tienen los recursos para automedicarse.

Ratas, piojos, chinches, mosquitos y garrapatas conviven con miles de familias mexicanas todos los días. Animales que a su vez transmiten padecimientos como dengue, rickettsia, mal de Chagas, paludismo, malaria y tuberculosis. Es un problema de salud, pero que tiene que ver más con servicios públicos que muchos damos por sentado —como agua potable y alcantarillado—, que con tecnología hospitalaria o sistemas de vacunación.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Población (Conapo), en 2005, 17 millones 877 mil 233 personas vivían en localidades de alta y muy alta marginación. Casi uno de cada cinco mexicanos. Esa situación implica no tener pavimento, drenaje, agua limpia, recolección de basura —condiciones ideales para la reproducción de parásitos y bacterias— y la alimentación mínima requerida para que un ser humano sea capaz de afrontar el ataque de microorganismos. Por eso nunca vemos enfermedades como el paludismo en ciudades con cierto nivel de vida.

La posibilidad de que un virus desconocido, potencialmente mortal, atacara a nuestros vecinos o familiares hizo que millones de personas cerráramos negocios, cambiáramos hábitos de consumo y reconsideráramos el valor de la higiene. Los medios de comunicación nos centramos en ese tema y las autoridades enfocaron todos sus esfuerzos en erradicar la epidemia.

Si pavimentáramos calles, tratáramos la basura y distribuyéramos el agua con la misma seriedad con la que atendimos el AH1N1, salvaríamos la vida de muchos cuyo único descuido sanitario fue nacer pobres.

14 mayo 2009

Inequidad de ingresos, salud y desarrollo económico.

Conozco algunos economistas que mencionan que lo primero es la generación de riqueza bajo cualquier forma, sin importar que se concentre, y después tratar de repartirla. Generalmente este tipo de argumento lo hacían para justificar la fortunas de los mega millonarios del país y sus monopolios.

Este argumento siempre me ha parecido carente de sentido. Esto debido a que en la medida que se concentre el ingreso en unos pocos, estos mismos acumularan poder (económico y político) y harán todo lo posible por evitar perderlo. Me parece inverosímil que un día Azcarraga o Slim decidan por ellos mismos, en base a una conciencia social, separar sus empresas porque han acumulado demasiada riqueza y ahora tienen que repartirla. Dada esta situación, este tipo de modelo de crecimiento difícilmente llevara a una sociedad más igualitaria. Me parece que reducir la inequidad de ingresos es un requisito para el desarrollo económico, no un resultado del crecimiento económico.

Ahora bien, el día de hoy leí una reseña del libro The Spirit Level: Why More Equal Societies Almost Always Do Better, en el cual se señala que las sociedades igualitarias, no sólo son más felices, tienen mejor desempeño económico. Las conclusiones las deriva de cruzar los datos de salud y problemas sociales contra los de ingreso y de desigualdad de ingresos. En los países más desiguales (en términos de ingresos) los problemas de salud (física y mental) son más persistentes y comunes, mientras que en los países igualitarios esto no sucede. Este es el caso de los países escandinavos y de Japón.

Los que hayan viajado por los países escandinavos no me dejaran mentir, son países muy seguros, en los que difícilmente uno se estresa por temor a ser asaltado o por carecer de servicios de salud, situación que no podría asegurar que pasara al viajar por cualquier parte de América Latina e inclusive dentro de México.

Esta reseña igualmente menciona algo que se conoce desde hace mucho tiempo, pero que suele ser rechazado o subestimado. La desigualdad de ingresos afecta la salud de todos por igual, no sólo a las personas pobres que no pueden pagarse tratamientos:

“Richard Wilkinson, a professor of medical epidemiology at Nottingham University, and Kate Pickett, a lecturer in epidemiology at York University, emphasise that it is not only the poor who suffer from the effects of inequality, but the majority of the population. For example, rates of mental illness are five times higher across the whole population in the most unequal than in the least unequal societies in their survey. One explanation, they suggest, is that inequality increases stress right across society, not just among the least advantaged. Much research has been done on the stress hormone cortisol, which can be measured in saliva or blood, and it emerges that chronic stress affects the neural system and in turn the immune system. When stressed, we are more prone to depression and anxiety, and more likely to develop a host of bodily ills including heart disease, obesity, drug addiction, liability to infection and rapid ageing.

Societies where incomes are relatively equal have low levels of stress and high levels of trust, so that people feel secure and see others as co-operative. In unequal societies, by contrast, the rich suffer from fear of the poor, while those lower down the social order experience status anxiety, looking upon those who are more successful with bitterness and upon themselves with shame. In the 1980s and 1990s, when inequality was rapidly rising in Britain and America, the rich bought homesecurity systems, and started to drive 4x4s with names such as Defender and Crossfire, reflecting a need to intimidate attackers. Meanwhile the poor grew obese on comfort foods and took more legal and illegal drugs. In 2005, doctors in England alone wrote 29m prescriptions for antidepressants, costing the NHS £400m."

Lo que finalmente me recuerda, que la contingencia sanitaria saco a la luz todas las carencias y desigualdad del sistema de salud nacional…¿Seguiremos dándonos el lujo de tener una sociedad inequitativa y tener una pésima calidad de vida?

11 mayo 2009

¿Los ricos no son humanos?

Tanto el que piensa que los pobres no tienen el derecho de existir o consideran correcto su aislamiento físico-social del resto de la población, es igual de peligroso como aquel que piensa lo mismo de los ricos. A final de cuentas sólo promueven el odio y la violencia, situaciones que no llevan a una mejor sociedad. 


Dormir, comer y descansar…señales de una buena vida.

P.D. Dormir, comer y descansar…señales de una buena vida…pero primero se requiere ser productivos para poder hacerlo.

Vía: The Economist

06 mayo 2009

Arte urbano peatonal

Me encontré una galería sobre arte urbano en los pasos peatonales, líneas de división de carriles y coladeras, muchas son muy ingeniosas. Me parecieron una buena idea (en algunos casos) para llamar la atención a los automovilistas, e inclusive a los peatones, del uso de estos espacios designados para cruzar las calles. Se puede revisar la galería completa aquí.

05 mayo 2009

Sobre los costos económicos de la influenza.

El día de hoy leía el conocido blog freakonomics y colocaba un pequeño post sobre la posible explicación de las muertes en México: la pobreza. Dentro de los comentarios me encontré uno que pregunta si el costo de otorgar servicios decentes de salud a los pobres en México era menor que las perdidas registradas por la industria mexicana durante este pánico internacional. La respuesta no es sencilla de realizar, básicamente porque se necesita tiempo para poder calcular en realidad cuales fueron los costos totales de esta crisis sanitaria y calcular cuanto costaría otorgar servicios de salud de calidad a todos los mexicanos. No obstante, por lo general prevenir es mejor que lamentar y, en este caso, los servicios de salud publica son un seguro para evitar la destrucción de recursos humanos valiosos.

Por otra parte, IXE estima que los costos económicos directos de la influenza serán aproximadamente 65 mil millones de pesos, aproximadamente el 0.69% del PIB de 2009. Aunque la SHCP prevé que sea menor, del orden de los 30 mil millones de pesos (entre 0.3% y 5% del PIB de 2009) y por tal motivo otorgará apoyos económicos por 17 mil 400 millones de pesos.

Si se toman como ciertas las estimaciones de IXE, el impacto económico de la influenza equivale aproximadamente al 76% del presupuesto aprobado para el 2009 para el sector Salud (85 mil millones de pesos aprobados de gasto programable , PEF pág. 58).

Estas estimaciones tienen un pequeño problema, los costos de mediano y largo plazo no son fácilmente estimables y seguramente no los incluyen. Costos como el estrés psicológico vivido en los últimos días que puede afectar la productividad de las personas en el mediano plazo; la mala percepción en el extranjero para el turismo nacional que pueden tener un enorme impacto de largo plazo sobre esta actividad, entre otros efectos. En realidad habrá que esperar un tiempo para conocer los datos correctos sobre el verdaderos costos y poder responder adecuadamente a esta pregunta.

Ahora bien, existe la amplia posibilidad de que si se hubiese invertido una pequeña cantidad en un sistema de detección temprana y control de epidemias, estos costos no hubiesen sucedido. Digamos algo así como mil millones de pesos anuales, o tal vez menos. Igualmente, si se hubiese emprendido una campaña para promocionar entre las personas, la no automedicación y el acudir al doctor en caso de enfermarse, probablemente las muertes serian mucho menores. Este tipo de inversiones sin duda hubiesen sido menores que los costos que esta sufriendo México e inclusive menor que los apoyos que SHCP da a las empresas para esta crisis sanitaria.

En este sentido, la respuesta podría ser que si es más barato otorgar servicios decentes de salud a los de menores recursos, en lugar de enfrentar los costos de una epidemia. Además, buenos servicios de salud sin duda ayuda al desarrollo económico de la nación: un país no puede crecer si su población se enferma continuamente, sólo con personas sanas y preparadas se puede desarrollar una nación.


PD. México incurrió en los mayores costos de esta crisis sanitaria para el bien de la humanidad y algunos pagan con un trato discriminatorio hacia nuestros compatriotas…

04 mayo 2009

¿Por qué México pone los muertos de la influenza?

La respuesta de Ricardo Alemán no creo que sea muy cómoda para nadie:

“Basta preguntar a cualquier médico que preste servicios en el sistema de salud pública, para entender que el problema está en una combinación de hechos que hacen ver a los mexicanos como preciviles. Es decir, amplios sectores viven en la incultura básica de la salud; los servicios públicos viven una brutal saturación y severas carencias y, todos en general —ricos, pobres y clases medias— se creen médicos y recurren a la automedicación.”

Como diría José Vasconcelos, uno de nuestros principales enemigos es la ignorancia...y a"nosotros nos toca resolver el problema de la ignorancia".

02 mayo 2009

El sistema de salud pública de México, cómplice las muertes por el virus de influenza porcina.

El día de hoy en el diario español El País se han publicado una nota con una severa critica al sistema de salud pública de México, acusándolo de ser un cómplice del virus de la influenza porcina (hoy llamado influenza humana). Dejo algunos fragmentos al respecto:
  • "Durante los últimos días, inspectores de la Organización Mundial de la Salud han recorrido los estados de México donde se han producido casos de esta gripe -mortales o no- intentando descubrir algún común denominador entre las víctimas. No lo han encontrado de una forma determinante, aunque uno de ellos ofrece su sensación sobre el terreno. "Está muriendo gente pobre. ¿Por qué? Porque es la gente que está acostumbrada a ponerse enferma, a pasar gripes más o menos fuertes y no ir al médico. Si los mismos síntomas los tiene un soldado de una base americana, en 10 minutos está en la enfermería. Es una cuestión de costumbres sociales. La gente sabe que acercarse al médico cuesta dinero".

    Hay una frase muy común en México entre las clases más humildes: "Tú te puedes sentir mal, pero no te puedes enfermar". La enfermedad es una ruina. Nadie va al médico a las primeras de cambio. Y, desde luego, nadie va al médico por una gripe más o menos fuerte. Ir al médico -salvo para las clases exclusivas que disponen de seguro médico y hospitales de lujo- supone casi siempre una pérdida considerable de tiempo y de dinero."



    "¿Qué hace un mexicano cuando se siente enfermo? Lo que viene a continuación es la síntesis de un sondeo realizado entre vecinos del Distrito Federal con distintos niveles de ingresos. Lo primero que hace, coinciden todos, es aguantar. A ver si se pasa la fiebre, a ver si con un vaso de leche caliente y una buena cura de sueño... Lo siguiente es acudir a la farmacia.

    La segunda opción -si el medicamento no ha hecho efecto-es mover "la palanca... El mexicano es experto en eso. No por afición, sino por necesidad. Una vez que se llega al consultorio o al hospital, y hasta cuando los casos son graves, es fundamental buscar a un amigo que agilice los trámites para ver al doctor.

    Los mexicanos saben -y así lo atestiguan las encuestas- que sus médicos son buenos, incluso muy buenos, y que los hospitales del servicio sanitario disponen de instrumental moderno y eficaz, pero no suficiente. De hecho, el paciente tiene que pagar en muchos casos parte del tratamiento."



    "Todo iba funcionando gracias a un sistema de equilibrios fascinante -como tantas otras cosas en México- hasta que llegó la epidemia de gripe. Todo el mundo se percató de las graves fallas del sistema. Los laboratorios para analizar el virus no funcionaron y las muestras tuvieron que enviarse a Estados Unidos y Canadá. El Gobierno dispone de un millón de tratamientos antivirales, pero eso sólo supone que puede atender a un 1% de la población... El país que quería salir en la foto de los más grandes se ve obligado a reconocer que necesita con urgencia que el mundo le facilite millones de dosis de antivirales, 200 millones de mascarillas, cantidades ingentes de pañuelos desechables..."

Insisto, esta crisis sólo refleja ineptitud, corrupción e impunidad de nuestros gobernantes.

Controversia sobre la preparación de México en caso de epidemias.

Actualizado con información del Placer de Disentir (en rojo)
.
Julio Frenk escribía ayer en el NY Times que México se encontraba muy bien preparado en caso de presentarse una epidemia, gracias a su amplia cooperación internacional y a su rápido diagnostico de la situación.

La capacidad de México ante este tipo de situaciones no sólo ha sido cuestionada por muchos mexicanos, también en el plano internacional cuando Brasil acusó a México de emitir lentamente la alerta internacional sobre esta enfermedad.

La respuesta de México no se ha hecho esperar y acuso a la OMS de no haber reaccionado a tiempo ante esta amenaza, pues México había notificado desde el 16 de abril y fue hasta ocho días después que la OMS lanzó la alerta mundial al respecto.

Esta aseveración es en parte cierta, pero oculta el resto de la historia, una que refleja la falta de preparativos, de capacidad y de equipos para detectar un nuevo virus en México. También refleja que las autoridades Mexicanas no respondieron adecuadamente a los reportes, tanto locales como internacionales, de que algo extraño sucedía en Veracruz. Igualmente, habla de una mala comunicación entre la OMS y México. Los hechos fueron de la siguiente manera:

1.- "Que el primer caso identificado en México del virus A(H1N1) se presentó el 17 de marzo y el segundo el 25 de ese mismo mes. Ninguno de estos dos casos, por cierto, corresponde al niño Edgar Hernández de la comunidad de La Gloria en Perote, Veracruz, a quien erróneamente se ha identificado como el posible primer portador del virus, ya que es sabido que Edgar se enfermó a principios de abril y no en el mes de marzo. Tampoco se trata de Adela María Gutierrez Cruz, la persona que falleció en Oaxaca, ya que ella empezó a presentar los síntomas de la enfermedad hasta el 9 de abril. " (Gerardo Esquivel)

2.- Veratect alertó al gobierno mexicano desde el 6 de abril sobre un brote de influenza en La Gloria, Veracruz, y al parecer las autoridades locales ya habían solicitado asistencia medica desde febrero para la comunidad. Mientras que Imagen del Golfo, diario local, ya reportaban desde el 2 de abril un incremento del 15% de las enfermedades respiratorias en Veracruz. (Biosurveillance)

2.- El 10 de abril la OMS detecto en la Gloria, Veracruz, un brote de influenza y le pregunto a las autoridades mexicanas al respecto y estas respondieron el 12 de abril que el brote había terminado el 3 de abril. (NY Times)

3.- El 16 de abril Veratect reporta a las autoridades de salud de Oaxaca un brote inusual de neumonía en el Hospital Civil Aurelio Valdivieso in Reforma. (Biosurveillance).

4.- Ese mismo día México reporta a la Organización Panamerica de la Salud sobre un numero alarmante de casos de influenza y neumonía, pero no recibe respuesta al respecto sino hasta ocho días depues.

5.- El día 17 de abril y la OMS detecto muertes en México similares por neumonía similares a las provocadas por el SARS y nuevamente preguntaron y los resultados de laboratorio no arrojaban muertes relacionadas con el virus del SARS. Es hasta el día 22 de abril que México formalmente reporta a la OMS su preocupación por las muertes de neumonía; el 23 recibe la confirmación de la existencia un nuevo virus de la influenza (NY Times) y al día siguiente se desata la emergencia sanitaria en México.

Asimismo, dentro de esta historia se demuestra la incapacidad del país para poder analizar independientemente las muestras y determinar el tipo de virus del que se trataba. La muestra del primer paciente identificado publicamente, Edgar Hernández, fue tomada desde el 8 de abril, y aunque se determino en México que era influenza A, se requerían análisis más avanzados al respecto para determinar en realidad de que se trataba. La misma situación se repite con María Adela Gutiérrez, quien fuera la primera fallecida oficial por este virus. La muestra se tomo el 9 de abril, el día de su defunción y se mando a examinar fuera del país, porque aquí no existían los quipos necesarios para ello. Igualmente, fue sólo hasta que se acumularon más casos de influenza A y muchas muertes que se decidió enviar 40 muestras a análisis en Canadá.

Estas llegaron el día 22, a medio día, a Winnipeg, Canadá, y en 24 horas determinaron que se trataba de un nuevo tipo de virus. Si en México hubiese existido un laboratorio que por rutina las examinase, como precaución contra el sufrimiento de influenza aviar o SARS, el virus se hubiese detectado días antes, y no 16 días después. Situación que habría dado tiempo para contener la enfermedad y haber evitado que se expandiera a todo el país.

Esto sin duda es una muestra de la poca preparación de México ante el surgimiento de una epidemia en territorio nacional. Si por alguna razón hubiese surgido en otra parte del mundo, seguiríamos sin la capacidad de poder analizar las muestras por nuestra cuenta (ya se compraron equipos y se capacito a gente para ello, pero es como una vez muerto el niño a tapar el pozo). Esto me parece una falta de visión de los encargados de la salud del país.

Me parece que existen evidencias para señalar que las autoridades de salud mexicanas, así como el sistema de salud, NO se encontraba preparados para detectar tempranamente una epidemia, que desoyeron o minimizaron los reportes internacionales y locales, que NO existía ni equipo ni personal en México para analizar muestras de virus (evidenciando nuestra dependencia tecnológica y falta de desarrollo) y lo peor del caso, una burocracia que sólo reacciono cuando la situación era demasiado evidente como para negarla.

…y como cereza del pastel, la declaración del Dr. Miguel Ángel Lenza, director general de vigilancia epidemiológica y control de enfermedades de la Secretaría de Salud, pensaba lo siguiente:

"Our hypothesis was that we were faced with an ordinary influenza that for some reason was extending beyond the normal time" (WSJ)

[Nuestra hipótesis es que nos enfrentábamos con una influenza ordinaria que por alguna razón se estaba extendiendo más allá del tiempo normal]

Esto declaración (tal vez sacada de contexto) apunta a que se cruzaron de brazos mientras recibían confirmación del extranjero, algo que parece corroborarse dada las abruptas decisiones que se tomaron el 24 de abril. En otras palabras, no parece que en este tiempo hayan tratado de crear un plan ante la confirmación de lo peor..es más, no me parece ni siquiera que hayan tenido uno en caso de emergencia.

O ¿Ustedes que opinan?

El dinero como transmisor de la influenza porcina.


Hace unos días me preguntaba si el dinero podía ser un vector de transmisión de la influenza porcina. Mi razonamiento es que el virus se transmite de mano en mano, de un objeto contaminado por alguien enfermo a otra persona, pero no tenía ninguna idea sobre si esto aplica al dinero por sus materiales. Esta duda me parece importante, dado que un billete o moneda, en un día puede pasar por muchas manos. Al menos mi razonamiento era que lavarse las manos era muy importante después de recibir o usar dinero, sólo por motivo precaución, aun sin estar seguro de si podía o no servir para transmitir la influenza.

El día de hoy me encuentro un interesante articulo en el New York Times, firmado por Tara Parker-Pope, sobre este asunto (Catching Flu From Money) basado en una explicación de SmartMoney.com. Para mi desagrado, y supongo que el de muchos, se menciona que efectivamente el dinero puede ser un portador del virus de la influenza.

Un virus de influenza puede sobrevivir un promedio de una hora en billetes, pero si este esta combinado con moco humano puede sobrevivir hasta 17 días. Al menos esto es lo que encontraron científicos suizos en al realizar experimentos con francos suizos.

  • “Generally speaking, scientists interviewed by SmartMoney estimate the lifetime of a plain flu virus deposited on money at an hour or so. But mix in some human nasal mucus, and the potential for the virus to hang on long enough to find a victim increases, according to one of the few scientific studies done on flu transmission through cash.

    In a study conducted at Switzerland’s Central Laboratory of Virology at the University Hospitals of Geneva, researchers tested to see what would happen when flu virus was placed on Swiss franc notes. In some of these tests, researchers placed flu virus mixed in with nasal secretions from children on banknotes —and saw some unexpected results.

    When protected by human mucus, the flu cells were much hardier—in some cases, lasting up to 17 days on the franc notes. The virus that persisted for 17 days was a form of influenza A called H3N2. In an e-mail interview, Dr. Yves Thomas said samples of an influenza A strain called H1N1 also endured for quite a bit — in some cases, up to 10 days. That bug was similar but not identical to the virus at the center of the current swine flu outbreak, which is considered a new strain of H1N1.”

Igualmente, menciona que para que el dinero sea una vía de transmisión persona a persona tienen que suceder tres cosas. Primero, una persona enferma con el virus debe de estornudar sobre el mismo y dejar restos de moco infectado. Segundo, una persona no infectada debe de tener contacto con el dinero mientras el virus se encuentra todavía presente. Tercero, la persona debe de poner su mano contaminada en la boca o picarse la nariz.

  • Three things must happen for a flu virus to be transmitted from one person to another via money. First, a person who is infected with the swine flu must sneeze or cough onto the bill or blow their nose and leave remnants of their mucus on the currency. Next, an uninfected person would need to touch the money while the virus is still present.

    Finally, that person would need to put their contaminated hand in their mouth or pick their nose, says Dr. Murray Grossan, an otolaryngologist at Cedars-Sinai Medical Center in Los Angeles.”

Para evitar que este ciclo suceda cuando se utilicen billete importantísimo lavarse las manos después de utilizarlo. Otra opción, es utilizar tarjetas y limpiarlas después de usarlas y lavarse las manos. Esta opción disminuye el riesgo, pues las tarjetas pasan por mucho menos manos que los billetes. También, es posible usar monedas, pues el níquel y el cobre inhiben los virus. Una opción más radical es no utilizar dinero, lo cual lo veo demasiado complicado, dado que es indispensable para el funcionamiento de la economía.

Asimismo, el artículo sugiere que se desarrollen cajeros automáticos que limpien el dinero, que en algún momento se desarrollaron y comercializaron dentro de Japón, para que en momentos como estos se elimine al dinero como vector de enfermedad.

Esta información me parece preocupante, y me parece importante que se hagan estudios al respecto con el dinero mexicano, el cual en muchos casos difiere del material de otras monedas. Mientras tanto y sin la información adecuada, lavarse las manos después de usar dinero y evitar tocarse la cara con las manos (a menos que estén limpias) sigue siendo la mejor recomendación.

01 mayo 2009

Influenza española y aviar, reflexiones y lecciones.

Una interesante platica de Laurie Garrett en TED Talks sobre lo que se debería de hacer para estar preparado para una epidemia, en especifico de influenza aviar, y de las lecciones de la influenza española. Es interesante un dato que menciona sobre el mal uso de las mascarillas en la epidemia de SARS en China, las cuales al no ser retiradas adecuadamente por sus usuarios, se contaminaban las manos y posteriormente al tocarse la cara se enfermaban. Esta sorprendente saber que ante estas amenazas continuas para la vida humana, ni siquiera en EUA se tenga un política para todo el país para contener epidemias. Si eso pasa con los gabachos, ya no quiero ni imaginarme la preparación del gobierno de México ante estos eventos.