15 febrero 2010

Abuso de autoridad. Cancelación de la presentación de Los Actors en el Foro Cultural Hilvana.

En México la policía y los aparatos de seguridad en lugar de ser sinónimo de seguridad, es sinónimo de corrupción e inseguridad. Lo sé por experiencia propia y por lo tanto no me parece que haya perdido vigencia la canción del Tri “Abuso de Autoridad”, pero ahora interpretada por un Mexicano Enojado.



El sábado 13 de febrero pasado en el Foro Cultural Hilvana, en un pequeño concierto de Los Actors, llegaron los inspectores delegacionales, a verificar el lugar. Al cabo de una hora se canceló el evento y todos los asistentes al lugar fuimos desalojados. El lugar devolvió las entradas.

(Los inspectores apropiandose del lugar)

La situación en resumen fue la siguiente: los inspectores llegaron a las 00:30 am, cuando el lugar estaba más lleno y fue ahí que se pusieron a revisar papeles, salidas de emergencia, botiquines, extintores e inclusive se pusieron a medir el escenario (supongo que el reglamento de establecimientos mercantiles pone un mínimo de escenario para que entre una batería de doble bombo completa, o no?). Entonces, alrededor de la 1:30 am el gerente del lugar y otras personas corrieron la voz que el grupo no tocaría y que se acababa todo.

Los inspectores interrumpieron la diversión de todos los presentes y arruinaron un día de trabajo (para los dueños del lugar, sus empleados y el grupo). Lo ridículo del asunto, es que esta inspección pudieron haberla en un horario que no afectara el trabajo de los demás, ni su diversión, sí sólo iban a hacer una inspección de rutina. No me cabe duda, que lo hicieron con un fin, encontrar cualquier irregularidad y obtener dinero vía corrupción para dejar en paz al lugar…es una lástima que nuestro sistema en lugar de proteger y fomentar una mejora calidad de vida para todos, cree ambientes favorables para la corrupción.

Mientras sigamos permitiendo esto como ciudadanos, estos atropellos continuaran y nuestro país seguirá estancado.

…. Y ante ello, Los Actors hicieron lo que cualquier grupo de rock, que se considere de rock, debería de hacer: Rebelarse! Cuando les había desconectado los instrumentos, les quitaron los micrófonos, se pusieron a tocar, y cantaron a acapela, Shake My Mind. La mayor parte de las personas ya habían salido del lugar, pero regresaron a escucharlos, salieron las cámaras y la gente celebró su canción. Al final, el baterista, Ricardo, arrojo una mesa y otras cosas en el lugar; mientras Meño y Carlos seguían tocando estridentemente. El gerente del lugar les pedía que se callaran, que le bajaran, y la gente no le importo, y algunos, le gritaron de cosas a los inspectores. Sólo fue una canción, en lo que llego el resto del personal del lugar y sacó a los asistentes que quedaban y prendían la luz de lugar y le retiraban toda energía eléctrica al grupo.

(deberia de tener una camara mejor para estas situaciónes, pero fue la que mejor salio con el Cel)

Un final digno, para una situación indigna.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario