21 febrero 2010

Crónicas del alcoholímetro (1)

La mejor manera de cumplir horas de arresto administrativo y evitar el tedio, sin duda es la música y un buen libro. Creo que extrañare a mis acompañantes japoneses que hicieron el día más ligero: Watanabe, Naoko, Midori, Kizuki, Reiko, Hatsumi y Nagasawa….



Y siempre ayuda saber que "Es mejor ser víctima de una injusticia, que hacerla a otro"…

2 comentarios:

  1. No bueno! Y que me dices de la aleccionadora charla de AA?

    ResponderEliminar
  2. Ese es otro cuento, aunque no puedo asegurar que extrañare esas platicas.

    ResponderEliminar