03 junio 2010

Tecnología en todos lados.


Japón me suele sorprender a diario porque a todo tipo de cosas, hasta las más simples, tienden a “tecnologizarlas”, es decir, a agregarles algún tipo de componente tecnológico (aunque eso las complejice). Esta silla de peluquero lo ejemplifica a la perfección. Es ajustable neumáticamente, el asiento siempre está a una temperatura constante y agradable al cliente, todos los aditamentos del estilista o peluquero forman parte de la silla: secadora, rasuradora, etc. Además de que todo tiende a ser muy planeado. Nótese como para lavar el cabello, sólo es necesario girar la silla y se encuentra el lavadero.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario