21 julio 2010

Autopistas urbanas, falsas soluciones a congestionamientos viales.

…“¿podríamos seguir creyendo que las autopistas urbanas siempre eliminan el tráfico vehicular y por ello serán soluciones “ambientales”? Esto será cierto en el corto plazo, pero no en el mediano ni largo plazo debido al fenómeno de tráfico inducido y viajes desviados. Pero, ¿lo sería si consideramos que la flota vehicular actual de México se encuentra alrededor del los 25 millones de vehículos y bien podría alcanzar los 65.5 millones en 2030 (CTS, 2009)? Con justa razón afirma Anthony Downs (2005), “ninguna región en el mundo puede construir suficientes carreteras para permitir que en las horas picos el tráfico se muevan sin retrasos por congestionamiento”.


La alternativa a los problemas de contaminación y congestionamiento no es un mayor número de autopistas urbanas. Los costos ambientales y sociales a mediano plazo son muy altos: se destruyen comunidades, se reduce la estética de las ciudades y sus recursos naturales, mientras se generan mayores incentivos a aumentar la flota vehicular.

La mejor alternativa quizá sea controlar el crecimiento los automóviles particulares, administrar los congestionamientos viales con incentivos económicos, y proveer más transporte público sustentable y amable con el usuario, el cual no es excluyente como el automóvil particular y las autopistas de cuota.”…

Vía: Nexos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario