26 septiembre 2010

La ley del mercado: la precariedad.

En entrevista para La Nación Judith Miller, hija de Jacques Lacan, habla sobre el psicoanálisis y las nuevas situaciones que se encuentra. Al respecto me llamo mucho la atención su reflexión sobre el mercado. Una reflexión que parecería bastante marxista, pero que deriva del psicoanálisis. A continuación dejo parate de la entrevista (las negritas son mías)

La experiencia de las favelas, en la que participé dos días el año pasado, me dio la posibilidad de conocer a un joven que hablaba de su vida allí. Él dijo: "Estoy como una rata en un laberinto, en mi propia ciudad". Y a mí me llegó mucho, me tocó mucho. Porque cada uno de nosotros está como una rata en el laberinto. ¿Quién puede decir: "Tendré trabajo mañana"? Casi nadie. La precariedad es una amenaza general, es la ley del mercado. Estamos tomados todos, cada uno a su manera, por esta ley que no es el Nombre del Padre sino la ley del objeto de consumo, una ley caprichosa, que ignora completamente al ser humano, que privilegia la economía y, necesariamente, produce esa sensación de ser un residuo humano. Pero la ley, ¿qué es en ese caso? No hay ciencia económica, hay que decirlo, nada está previsto por los economistas, ellos encuentran situaciones sin poder preverlas. La ciencia prevé las cosas, la económica no es una ciencia exacta y el modelo económico funciona sin ley. Pienso que verdaderamente la desubicación que implica la precariedad toca a todos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario