22 noviembre 2010

El peatón en la Ciudad de México: una carrera de obstáculos.

Los habitantes de la Ciudad de México, que a diario hacen de peatones, se suelen encontrar con un espacio público mal diseñado o con pésimo mantenimiento, lo que hace del caminar una carrera de obstáculos, muchos de los cuales resultan insalvables para niños, mujeres embarazadas, ancianos y discapacitados.

Esto sin duda reduce la calidad de vida de todos, pues un espacio público de mala calidad reduce el disfrute mismo de la ciudad, puede producir lesiones y dificulta la movilidad de una parte importante de la población. Al mismo tiempo, se le podría acusar de ser el causante de una sensación de inseguridad y alentador de la delincuencia en la Ciudad de México, si se toma como válida la teoría de la ventana rota (teoría que parece ser correcta).  Además, de que podría ser considerado injusto y antidemocrático, por la apropiación del espacio público por agentes formales (anunciantes y estacionamientos) e informales (ambulantes) para obtención de ganancias particulares, en detrimento del resto de la población.

Dejo algunos ejemplos en el tramo Viveros a Eje 10 en Avenida Universidad, para ilustrar lo anterior. 

Falta de mantenimiento, deterioro y ambulantes.

Apropiación de la banqueta por negocios e infraestructura mal planeada que limita espacio peatonal.

Banqueta removida por reparación de agua potable, sin reparar.

Espacio peatonal apropiado como estacionamiento de negocio particular. 

Tapa de red de servicios subterránea rota, con mantenimiento "preventivo". 

Tapa de red de servicios subterránea en mal estado. Vi a alguien tropezar con ella.  

Anuncio publicitario ocupando la mayor parte de la banqueta. Me toco ver como un invidente chocaba con ella. Su bastón paso por debajo de uno de los costados y al seguir de frente golpeo con su hombro la publicidad. 

Falta de mantenimiento en la banqueta.

Si se desea una ciudad verdaderamente de vanguardia y democrática, lo anterior debe desaparecer y darsele prioridad a los ciudadanos de pie y al espacio público, no prioridad a las comunidades cerradas o las vías privadas de cuota. 

2 comentarios:

  1. Esa es una de las cosas que impiden que México pueda volverse un país con miras hacia el futuro: su horrorosa cultura vial y de infraestructura. Y no solo eso, sino que la mala planeación urbana va de mano con los problemas ecológicos. ¿Cuantos árboles que bien podrían crecer frongosos, enormes y chingones vemos mochos en las calles y camellones con el pavimento a su alrededor alzado por sus raices?

    En otros paises, los llamados de primer mundo su desarrollo urbano es muy avanzado y funcional. Vemos calles el doble de ancho de las de México, con aceras grandes y sin obstruir, con espacios especialmente diseñados para arboles. sin postes de luz (ya todos esos de servicios van por tierra, con el drenaje) y con un una infraestructura envidiable.

    Claro, a eso hay que agregar que en este pais tenemos a una bola de mantenidos que se hacen llamar "autoridades" o "instituciones" que no tienen ni repuñetera idea de lo que hablan o de como hacer los proyectos urbanos, y terminamos con lo que tenemos: vialidades en mal estado, pésima cultura de respeto al reino vegetal, los discapacitados, y claro, el problema del ambulantaje.

    ResponderEliminar
  2. Comparto 100% lo que dices, estamos muy lejos de tener una ciudad de vanguardia.

    ResponderEliminar