22 noviembre 2010

Machete y El Infierno: la crítica social como producto.

Después de ver el día de hoy la película de Machete me recordó un poco el paralelismo que tiene con la película de El Infierno. No en el sentido del humor negro o la violencia, sino en el tema de la crítica social) y los deseos de un gran sector de la población (de que se termine esto).



En ambas películas están los villanos causantes de muchos males que padecen los mexicanos (violencia, narcotráfico, corrupción, pobreza, migración o injusticia social) personificados como políticos corruptos, narcotraficantes, policías vendidos, anti-inmigrantes de EUA, etcétera.

A la vez que en ambas películas todos esos villanos sociales termina asesinados por alguien que decide tomar la justicia en sus manos ante la ineficacia de las instituciones encargadas de  detener estos males, por lo que se "elimina" el mal al final.



Sin duda ambas películas explotan muy bien los temores sociales y el deseo de que terminen a como dé lugar, aun así sea violentamente, vendiendo de esta manera un buen producto de consumo. Producto que como tal ayuda a liberar las tensiones sociales al “realizar” en imágenes las necesidades de justicia social existentes; aunque en realidad al día siguiente la situación no haya cambiado en nada.

Si en realidad queremos un cambio, no se puede hacer sólo viendo películas y quedándose uno como consumidor, es decir un ente pasivo. Sólo se puede hacer tomando conciencia de los problemas y actuando en consecuencia, nunca solos, siempre actuando en grupo y presionando a las instituciones gubernamentales responsables, es decir, actuando como seres políticos, exigiendo nuestros derechos y cumpliendo nuestras obligaciones. De otra manera, estamos condenados a ser solo consumidores que nos venden fantasías de justicia social y los males sociales perduraran. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario