04 noviembre 2010

Supervía: Trolles, descalificaciones y sabotaje de la discusión en la red.

Cuando un "interlocutor" en la red recurre a las mentiras, descalificaciones o insultos de todo aquel que no considera que piensa como él, se trata o bien de un provocador que busca ser el centro de atención o bien porque es un saboteador del tema. Inclusive cuando exige seriedad y no predica lo que dice, es evidente que no pretende crear interlocución. Por el contrario, pretende romper cualquier tipo de comunicación. 

Esto recientemente ha pasado en twitter, bajo el HashTag de #supervia . Generalmente ignoro a este tipo de personas, pero el día de hoy me ha dado una gran risa esto. Tanto que no me he contenido y lo he documentado.

La imagen tomada de twitter indica como @cnieblapub que no sólo se me acusa de recibir dinero por el tema de la Supervía Poniente, también involucran a un tercero @Europaenllamas de dar un re-tweet de algo que no he dicho. Es una táctica muy baja e indica que carece de calidad moral para que cualquiera cosa de las que dice pueda ser tomada en serio. 



Mi interpretación personal es que simplemente esta persona es un saboteador del tema de La Supervia Poniente en twitter, porque de alguna manera le afecta directamente o bien porque al hacerlo recibe algún beneficio. ¿Por qué el ataque personal? Probablemente lo que digo terminó incomodandolo, y ante la falta de argumentos para rebatir, sólo queda la descalificación. Tal vez, como algunos me han dicho, debería de sentirme orgulloso, porque el tener un troll preocupado por uno es señal de que estas haciendo algo bien. 

1 comentario:

  1. Es un saboteador de un buen debate de ideas que la Ciudad de México necesita.
    Tenemos información de que el Gobierno del D.F. o las empresas que tienen la concesión de la Supervía contrataron a una agencia de comunicación http://www.zimat.com/ para manejar esto. Últimamente este tipo de agencias de relaciones públicas están "innovando" con comunicación por medio de las redes sociales. Sin embargo, yo creo que sus ejecutivos son poco sofisticados en el uso de estas redes y no son lo suficientemente profesionales para entender bien los argumentos y debatirlos y usar efectivamente estas redes. Tal vez, soy ingenua y su estrategia del desprestigio y la descalificación "light" (por argumento políticos, que me parece lo más chafa aún) tiene un sentido de comunicación más profundo que llego a ignorar.
    Queda claro es que los activistas digitales y movimientos sociales que usan las redes sociales tendríamos que aprender a enfrentar a estas agencias de comunicación y sus "estrategias innovadoras".

    ResponderEliminar