23 diciembre 2010

Sobre los ciclocarriles del centro de Coyoacan.

En el centro de Coyoacan se está implementando un programa para crear ciclocarriles en las calles, mediante carriles pintados en las mismas. Me parece una gran iniciativa, pero para que funcione totalmente se requiere un cambio de comportamiento de los automovilistas y otros actores, a la vez de tomar en cuenta las dinámicas urbanas de la zona.

Esto se aprecia muy bien en el ciclocarril que pasa a un lado del mercado de Coyoacan. Ahí la combinación automovilistas, microbuseros y franeleros impiden que este libre. El mercado es un gran polo de tracción comercial de la zona, por lo que muchos llegan en automóvil, y muchos sólo por unos momentos en lo que algún familiar, amigo o conocido desciende a comprar cosas. En otros casos, los mismos franeleros alientan a los automovilistas a quedarse en segunda fila con su respectiva “cooperación” y “yo se lo cuido patrón”. Similar es para los microbuseros que hacen base en la acera de enfrente y no respetan el carril  

Independientemente de la época, estas imágenes son típicas de cada fin de semana, pues la actividad económica del mercado es tal que genera estas dinámicas. Para evitar esto, se debe de elevar el costo de estos comportamientos y romper las dinámicas económicas-informales presentes. Soluciones podrían ser colocar parquímetros, vigilancia más agresiva de las gruas, cámaras grabando placas e imponiendo multas, etcétera.

De igual modo, se requiere de mejorar la infraestructura con colores más vivos (rojo y amarillo no es mala idea), para que automovilistas los noten, así como señalización y tal vez algunos fantasmas sobre la calle, para delimitar el espacio. De otra manera, es difícil distinguirlas de los cientos de kilómetros de calles más pintadas de la ciudad de México. 






No hay comentarios.:

Publicar un comentario