28 febrero 2010

¿Dime a qué velocidad te mueves y te diré quién eres?

"¿Dime a qué velocidad te mueves y te diré quién eres? Si no puedes contar más que con tus propios pies para desplazarte, eres un marginado, porqué desde años atrás, el vehículo se ha convertido en signo de selección social y en condición para la participación en la vida nacional. Donde quiera que la industria del transporte ha hecho franquear a sus pasajeros una barrera crítica de velocidad, inevitablemente establece nuevos privilegios para la minoría y agobia a la mayoría."

27 febrero 2010

Chalcoton: Iniciativa de la sociedad civil para los damnificados.

El día de hoy se llevó a cabo el Chalcoton, una iniciativa para recolectar utensilios de cocina y comedor, artículos de limpieza, de aseo personal y electrodomésticos, con el fin de apoyar a los damnificados de las inundaciones de Chalco.

Muchas personas perdieron gran parte de su patrimonio y con los escasos apoyos gubernamentales (25 mil pesos), difícilmente recuperar lo perdido (reparaciones al hogar, electrodomésticos, comida, muebles, ropa, etc.). En este caso, la solidaridad social lograra que se reincorporen a la vida normal de manera más rápida y superen esta tragedia.

Iniciativas como estas me parecen altamente necesarias, pues crean redes de apoyo dentro de la sociedad civil cuando el gobierno resulta insuficiente. En este sentido, sirven para la formación de una sociedad civil activa, la cual es altamente necesaria para hacer contrapeso al gobierno y que este trabaje en función de los ciudadanos y no de intereses particulares. Un día la sociedad civil se une por una tragedia, otro día para reclamar derechos democráticos u/o económicos.

Asimismo, estas iniciativas sirven para construir una sociedad estable, la cual sea tolerante y solidaria con sus compatriotas y el mundo; lo que destierra clasismos y racismos, típicos de nuestra sociedad. Es decir, simplemente ayudan a un mejor país.

Finalmente, me parece que estas acciones debieron de surgir desde el primer día y no un mes después (aunque más vale tarde que nunca). A México creo que le falta mucho para crear conciencia social de nuestros problemas, aunque poco a poco sucede.

…y por cierto, la sociedad civil se esfuerza, mientras el gobernador del Estado de México acusa de “agitadores” a los damnificados de Chalco que exigen sus derechos…

26 febrero 2010

Sobre las inundaciones recientes en la Ciudad de México: Desbordamiento de Río de los Remedios y de Río de la Compañía.

Chalco Inundado: Vía El Universal.
Hace unas semanas las fuertes lluvias provocaron la ruptura de los muros de contención de dos ríos conductores de aguas negras en la Ciudad de México, provocando su desbordamiento: El Río del los Remedios y Río de la Compañía (gráfico de ruptura). Esto provoco una gran tragedia para todas las personas afectadas, pues muchas de ellas son de escasos ingresos y la pérdida de su patrimonio material (básicamente muebles) acumulado durante años es un duro golpe para ellos. Al respecto de esta situación se debe de tener en cuenta que este desastre “natural” es en realidad humano y los principales responsables son las autoridades por su escaza visión en cuanto al desarrollo urbano y la ecología; además de que la ciudadanía de la Ciudad de México ha mostrado escaza solidaridad con ellos. Sobre este problema tengo algunos comentarios:

1. La zona afecta comprende colonias de Ecatepec, Nezahualcóyotl, Chalco, Valle de Chalco e Iztapalapa. Se calculan 5 mil casas afectadas en el Distrito Federal y al menos 11 mil familias en el Estado de México. Lo que califica de desastre y crea un grave problema social en una época de crisis económica.

2. La relación ciudad-agua que ha existido en el Valle de México desde la llegada de los españoles es una de las causas de esta tragedia. Los conquistadores no supieron relacionarse con el agua y llegaron a la conclusión que lo mejor para evitar las inundaciones de la ciudad era desecarlo, en lugar de aprovecharlo como lo había hecho las civilizaciones indígenas, después de un largo proceso de aprendizaje. Esta tradición de desaguar el Valle de México continúo durante siglos y llega hasta nuestros días con la construcción de un nuevo drenaje profundo para sacar las aguas de los escurrimientos del Popocatépetl y el Iztaccíhuatl. Situación contraria a crear infraestructura para aprovechar esta agua potable que llega al Valle, la cual podría evitar la escasez del vital liquido o evitaría traerlo de lugares tan lejanos como del Sistema Cutzamala o del Lerma, generando daños ecológicos a estas zonas.

3. Todos los asentamientos inundados pertenecían a los ex lagos del Valle de México (Lago de Texcoco y Lago de Chalco) y por lo tanto susceptibles de inundación. Todos ellos fueron creciendo irregularmente o legalmente, bajo el amparo de las autoridades y con fines políticos o económicos. Ej. La legalización de los asentamientos de Netzahualcóyotl en la década de 1960 o el impulso de Valle de Chalco en la década de 1990 con Salinas de Gortari, o las miles de casas nuevas que han surgido en Chalco gracias a los programas de promoción de la vivienda impulsados por Vicente Fox. Cuando se crearon estos asentamientos, nunca se planearon y mucho menos se plantearon los riesgos que la población corría al establecerse ahí.

4. Una vez construida la infraestructura para desecar los lagos, las autoridades han puesto poco cuidado en su mantenimiento. La ruptura de los muros de contención de ambos ríos se pudo haber evitado con un adecuado mantenimiento. Seguramente las causas de esto son las típicas: corrupción, desidia política, falta de recursos, construcciones deficientes, etc. En el caso de Netzahualcóyotl, los vecinos han mostrado mejor reacción que las mismas autoridades para prevenir un nuevo desastre.

5. Las autoridades han mostrado una repuesta pobre y contradictoria ante la emergencia. Quienes se han llevado la peor parte de esto han sido los habitantes de las zonas afectadas de Chalco, donde las viviendas pasaron hasta 10 días inundadas por aguas negras. Las autoridades han ofrecido ayuda por 25 mil pesos, la cual parece ser una ayuda insuficiente para cubrir todas las pérdidas económicas (reparación de casas, muebles, ropa, autos, etc.). No suficiente con esta situación, los damnificados se unieron para protestar y exigir sus derechos, solicitando apoyos reales gubernamentales que les ayuden a reponer lo perdido, y lo que han recibido a cambio ha sido represión policial a pedradas. Estas reacciones gubernamentales sin duda son una violación masiva a los derechos humanos de los afectados.

6. Ha existido una bajísima respuesta de la sociedad de la Ciudad de México ante el desastre. La respuesta parece ser mayor ante eventos externos (inundación en tabasco o Temblor en Haití) que ante las tragedias locales. Esto probablemente se debe a que estas colonias se les suela considerar zonas marginales (somos una sociedad clasista) o porque los medios de información masivos le han dado poca importancia a estos hechos, generando una escaza conciencia social. Hasta donde conozco sólo el del GDF y dos estaciones de radio han organizado mesas de acopio para ayudar a los afectados.

7. Este desastre no es más que producto de la nula planeación urbana, de la pésima relación que tenemos con el medio ambiente, de la corrupción gubernamental y de una ciudadanía que no exige al gobierno cumplir con sus responsabilidades, por el contrario, prefiere que este le resuelva todo sin involucrarse, así como de la escasa conciencia social que los mexicanos solemos tener con nuestros compatriotas y nuestro medio natural.

25 febrero 2010

Gabriela Warketin sobre la población joven perdida de México: los Ni-nis

Salvador Camarena afirma que lo que parece estar sucediendo es que sobran jóvenes (o "sobramos los adultos que no hemos sido capaces de construir nuevas escaleras…La pregunta que lanza Camarena no es inútil; porque si reconocemos que "nos sobran jóvenes", debemos asumir el fracaso rotundo del proyecto social al que hemos apostado.


La manifestación más evidente de esta problemática es, sin duda, la de los millones de jóvenes, en México y allende, que no encuentran lugar en la educación formal (en sus diferentes niveles) y que tampoco tienen opciones laborales en un mercado retraído y transformado. Pero no se trata sólo de la falta de oportunidades, ésas tendrían solución. Lo más grave es la falta de sentido: cuando estudiar no tiene sentido, cuando esforzarse por un empleo formal no tiene sentido, y cuando el horizonte mismo dejó de tener sentido. Agreguemos un ni a los dos ya mencionados: la generación ni-ni-ni, o ni3, la que ni trabaja, ni estudia, ni le encuentra sentido. Esa pareciera ser la verdadera tragedia en que nos estamos sumiendo, porque cuando los que tradicionalmente han sido los encargados de refrescar y transformar su entorno -los jóvenes, los que vienen, los que toman la estafeta- no encuentran sentido más allá de la supervivencia, algo pudimos haber perdido de manera irremediable.


Gabriela Warketin, Cuando sobran los jóvenes, El País.

Crónicas del alcoholímetro (5)

La esperanza es el peor de los males, pues prolonga el tormento del hombre. (Nietzsche)
Policía 1: ¿Cuántas ha tomado?
Yo: tres cervezas y un mezcal, oficial.
Policía 1: Estacione el coche caballero y pásele a una prueba por aquí.
Yo: Ok.
Ella: ¿Estás bien? Yo no me siento bien.
Yo: Si me siento bien, no tome mucho, además empezamos a las 10 y son las 3:30 am. No debe de haber problemas.

Medico del alcoholímetro 2: Caballero, usted va a soplar en esta pipeta fuertemente hasta que aparezca una luz. Si no aparece a la primera, siga soplando hasta que aparezca.
Vuelva a soplar, apúrese.
Otra vez.
Policías: sssss…. que se me hace que ya no sopla (carcajadas en conjunto)
Medico del alcoholímetro 2: No deje de soplar.
Siga soplando.
Yo: Oficial ya me canse, es como la octava vez que le soplo.
Medico del alcoholímetro 2: Siga soplando hasta que el indique.
Listo, deje de soplar.
El alcoholímetro marco 0.49 usted no está apto para manejar, así que será remitido al juzgado cívico.
Yo: No es cierto, esta bromeando ¿verdad?
Medico del alcoholímetro 2: No, vea el alcoholímetro marca 0.49 y el máximo permitido es 0.40. Lo siento caballero.

Policia 2: Tiene la tarjeta de circulación y su licencia.
Yo: Si, voy por ellos al coche.
Policia 2: Espere, el oficial lo acompañara, no se vaya a echar a correr.

Policia 2: El coche se irá al corralón.
Yo: ¿A cuál?
Policía 3: Porqué no se lo lleva ella.
-¿Trae licencia? ¿Sabe manejar?
Ella: No, no traigo y si se manejar.
Policía 3: mmmmmm….
Policía 2: ¡Ya que se lo lleve! Que él firme la responsiva y nos quitamos de problemas.
Ella: (susurrándome) ¿No será una trampa para agarrarme en la esquina, no traigo licencia y estoy más tomada que tú?
Yo: No creo, pero llévate mi coche, ya me lo das mañana o el lunes.
Ella: ¡Vale! ¿Quieres que te lleve algo mañana?
Yo: El periódico y comida estaría bien.
Ella: Ok, te hablo mañana.

Policía 3: Sube a la patrulla, en unos momentos te trasladamos al juzgado.
Yo: ¡Hola! ¿Cuántos puntos tuviste?
El: 0.42 (con cara de enojo)
Yo: ¡Noooooo! En serio, yo tuve 0.49.
Policía 3: Recórranse, ya llega el último pasajero.
El nuevo: Pinches policías, yo me puedo subiré sólo. No mamen, son chingaderas, saque 0.42 y estos cabrones me quieren llevar. Mire, los muy culeros ya están levantando el alcoholímetro (señalando hacia el reten policiaco) Que pinche suerte tenemos, fuimos los últimos. Si tan sólo hubiera salido 5 minutos más tarde. Son chingaderas, yo era el conductor designado y mis cuates que andan re pedos se llevan la camioneta. Estas son mamadas.

24 febrero 2010

Crónicas del alcoholímetro (4)

Policía: Le traje tres más.

Juez cívico: Oye, pero dos no vienen en los sobres las pruebas.

Policía: Ya se habían acabado los sobres, de hecho eran las últimas tres papeletas.

Juez cívico: Ya te he dicho que no los aceptes así. Nos puedes meter en problemas.

Policía: Pues no los subieron a la patrulla. Ya querían irse.

23 febrero 2010

Crónicas del alcoholímetro (3)


Juez cívico: Me sorprendió que anoche no hubiera alcoholímetro. Me tome como 20 cafés para estar despierta y no hubo nada de movimiento. Una noche aburrida.

Médico legista: ¿En serio?

Juez cívico: Si, nos avisaron de última hora.

Médico legista: Si, sorprendente. Luego hay mucho trabajo a lo tonto y cuando no, no hay nada.

Juez cívico: Si, ya ni me diga…estamos desde las 9 de la noche y caen a cuenta gotas toda la noche…y a eso de las 3 o 4 de la mañana nos mandan a todos a montones y nos saturan de trabajo. Con eso de que los polis tienen que cumplir su cuota, nos mandan a todos los que puedan al final del turno para acabar.

Médico legista: ¡Si, Son unos cabrones!
A ver, Usted joven. Cuantas veces le soplo al alcoholímetro.

-Pues como 10 veces.

Médico legista: ¡Pues mal! Solo debió soplar una vez, por eso se lo trajeron.
Yo ya mande a hacer una manta para poner fuera de mi casa que diga:
“Usted sólo debe de soplar una vez al alcoholímetro. Es su derecho. No sople más veces”.

Con eso a ver si dejan de chingarse a la gente.
Joven, aprenda para que no se lo chinguen otra vez.
...

22 febrero 2010

Crónicas del alcoholímetro (2)


Médico legista: Ya me tienen cansado que el alcoholímetro se ponga fuera de mi casa. ¡Como chingan! Ya les he dicho que más adelante no estorban a nadie.

Juez cívico: ¿y no les dice nada? ¿No le estorban la entrada?

Médico legista: Si me estorban, ya me reconocen y me dejan entrar a mi casa. Ya los tengo entrenados, pero siempre me peleo con ellos. Son bien necios, por eso nunca dejaran de ser policías.

21 febrero 2010

Crónicas del alcoholímetro (1)

La mejor manera de cumplir horas de arresto administrativo y evitar el tedio, sin duda es la música y un buen libro. Creo que extrañare a mis acompañantes japoneses que hicieron el día más ligero: Watanabe, Naoko, Midori, Kizuki, Reiko, Hatsumi y Nagasawa….



Y siempre ayuda saber que "Es mejor ser víctima de una injusticia, que hacerla a otro"…

19 febrero 2010

La arena estaba de bote en bote, la gente loca de la emocion.


"Hay hombres que luchan un día y son buenos
hay hombres que luchan un año y son mejores
hay quienes luchan muchos años y son muy buenos
pero los hay quienes lucha todos los domingos
esos son los chidos"


Botellita de Jerez.
Viernes de lucha libre.

17 febrero 2010

Sobre el automovil particular.

Imagen vía: Tecnoculto.

El vehículo privado, además, es más un medio de transporte, pues también desempeña un papel de elemento configurador de status y mecanismo integrador y transmisor de la ideología consumista, manifestándose como un instrumento fundamental del consumo dirigido y la colonización de la vida cotidiana. El coche es un mecanismo desencadenador del consumo, ya que permite el acceso a la segunda vivienda, a la compra en grandes hipermercados, a cierto tipo de ocio…

El transporte afecta el corazón mismo de la sociedad (…) El funcionamiento de ésta, de hecho su misma naturaleza, dependen ampliamente de la calidad y diseño de su sistema de transporte.

El incremento de la movilidad motorizada se vende como un desarrollo de “libertad” considerándose como un bien en si mismo. Sin cuestionarse que lo importante es la accesibilidad, no la movilidad y sin tomar en cuenta efectos externos –sociales y ambientales- que su continua expansión produce.

...

Ramón Fernández Durán, “La explosión del desorden”, Madrid, Editorial Fundamentos, 1993.

15 febrero 2010

Abuso de autoridad. Cancelación de la presentación de Los Actors en el Foro Cultural Hilvana.

En México la policía y los aparatos de seguridad en lugar de ser sinónimo de seguridad, es sinónimo de corrupción e inseguridad. Lo sé por experiencia propia y por lo tanto no me parece que haya perdido vigencia la canción del Tri “Abuso de Autoridad”, pero ahora interpretada por un Mexicano Enojado.



El sábado 13 de febrero pasado en el Foro Cultural Hilvana, en un pequeño concierto de Los Actors, llegaron los inspectores delegacionales, a verificar el lugar. Al cabo de una hora se canceló el evento y todos los asistentes al lugar fuimos desalojados. El lugar devolvió las entradas.

(Los inspectores apropiandose del lugar)

La situación en resumen fue la siguiente: los inspectores llegaron a las 00:30 am, cuando el lugar estaba más lleno y fue ahí que se pusieron a revisar papeles, salidas de emergencia, botiquines, extintores e inclusive se pusieron a medir el escenario (supongo que el reglamento de establecimientos mercantiles pone un mínimo de escenario para que entre una batería de doble bombo completa, o no?). Entonces, alrededor de la 1:30 am el gerente del lugar y otras personas corrieron la voz que el grupo no tocaría y que se acababa todo.

Los inspectores interrumpieron la diversión de todos los presentes y arruinaron un día de trabajo (para los dueños del lugar, sus empleados y el grupo). Lo ridículo del asunto, es que esta inspección pudieron haberla en un horario que no afectara el trabajo de los demás, ni su diversión, sí sólo iban a hacer una inspección de rutina. No me cabe duda, que lo hicieron con un fin, encontrar cualquier irregularidad y obtener dinero vía corrupción para dejar en paz al lugar…es una lástima que nuestro sistema en lugar de proteger y fomentar una mejora calidad de vida para todos, cree ambientes favorables para la corrupción.

Mientras sigamos permitiendo esto como ciudadanos, estos atropellos continuaran y nuestro país seguirá estancado.

…. Y ante ello, Los Actors hicieron lo que cualquier grupo de rock, que se considere de rock, debería de hacer: Rebelarse! Cuando les había desconectado los instrumentos, les quitaron los micrófonos, se pusieron a tocar, y cantaron a acapela, Shake My Mind. La mayor parte de las personas ya habían salido del lugar, pero regresaron a escucharlos, salieron las cámaras y la gente celebró su canción. Al final, el baterista, Ricardo, arrojo una mesa y otras cosas en el lugar; mientras Meño y Carlos seguían tocando estridentemente. El gerente del lugar les pedía que se callaran, que le bajaran, y la gente no le importo, y algunos, le gritaron de cosas a los inspectores. Sólo fue una canción, en lo que llego el resto del personal del lugar y sacó a los asistentes que quedaban y prendían la luz de lugar y le retiraban toda energía eléctrica al grupo.

(deberia de tener una camara mejor para estas situaciónes, pero fue la que mejor salio con el Cel)

Un final digno, para una situación indigna.



14 febrero 2010

México en Depresión.

Una de las ventajas de conocer la historia económica de México es que uno puede visualizar tendencias de mediano y largo plazo, que de no alterarse a conciencia, continuaran y se cumplirán. Al respecto, Enrique Semo Calve mencionó algo en La Jornada para el futuro México que me parece muy cierto:

“No veo cómo podemos evitar la prolongación de una crisis económica que el país ha padecido ya por varios años. No estamos en una recesión, lo que aquí pasa es ya una depresión”.

“La decadencia, que es deterioro en todo. Si no hay una ruptura progresista, lo que podemos esperar es una decadencia, bajas o nulas tasas de crecimiento, desgaste de la democracia, desempleo crónico de la juventud, crecimiento en el número de ninis (jóvenes que ni estudian ni trabajan), pérdida de dos o tres generaciones, descomposición social”

Me parece que tiene razón. El modelo de crecimiento y desarrollo económico existente en México ha demostrado que no ha podido resolver los problemas del país, ni la desigualdad, y no se le ve fin al mismo. No hay movimientos políticos lo suficiente fuertes para hacer frente al poder establecido que puedan abanderar propuestas diferentes de desarrollo económico.

Se requiere un giro social consiente, para evitar esa tendencia obscura de la que habla Enrique Semo. Desde mi punto de vista se requiere de una sociedad civil activa políticamente y que haga contrapeso al poder. La coordinación de la misma por un objetivo positivo se ve difícil, pero no imposible.

Tal vez iniciativas como 500 ciudadanos sobre 500 diputados puedan ser el inicio del cambio, en el cual la sociedad civil comience a exigir cuentas. Aunque insisto, el cambio empieza por seguir en gran medida los consejos de Denise Dresser.

06 febrero 2010

No sé qué pensar…

Francamente no se qué pensar con respecto a lo que me paso hace unas horas. Salí de mi casa a pagar el teléfono y deje estacionado el coche fuera de Plaza Loreto, para no pagar el estacionamiento de la plaza (que es usmamente caro), además, de que no pensaba tardarme más de 10 minutos. Deje el coche sobre la calle de Loreto y Río Magdalena. Ahí había tres franeleros: una señora de aproximadamente 45 años, y un par de niños entre 17 y 14 años. Estacione el coche justo enfrente de donde estaban sentados, me baje rápidamente y fui a pagar el teléfono. Uno de los niños me pidió que estacionara mejor el auto. Eche un vistazo rápidamente y no me pareció que estuviera mal estacionado, así que le dije que tajantemente que no y fui a pagar mi cuenta. Pague rápidamente en el centro automático y regrese por mi coche. Regresando por el coche, los franeleros seguían sentados en el mismo lugar y me vieron de una forma extraña, me subí a mi coche y me fui. Por supuesto no les di ni un centavo, por mi política de no pagar por el espacio público.

Me detuve más adelante, de regreso a casa, y note un salvaje rayón sobre uno de los costados del coche. Dado que antes de salir no tenía ningún rayón, el único momento donde pudo haber sucedido fue en los minutos en que pague la cuenta de teléfono.

Al darme cuenta, regrese rápidamente y cuando llegue, comencé a reclamarle al primero que me encontré. A un niño de 14 años, el se asusto rápidamente y en menos de un 20 segundos llego la señora, que resulto ser su madre, ahí me enfrasque en una discusión con ella, y un taxista se unió a la discusión, diciéndome que no me metiera con el niño ni con la señora y que le había caído mal...hasta un judicial paramos para la discución.

De repente por dentro pensé muchas cosas: ¿Qué estoy haciendo? ¿Sirve de algo? ¿Dada su situación económica, me van a pagar? ¿Tengo manera de comprobarles que fueron ellos? ¿Sirve de algo que terminemos en la delegación y ellos encerrados? A caso eso no perjudicaría más su vida ¿Rayarían mi coche solo porque no los pele y me vieron intención de no darles un centavo? ¿Qué gano con reclamarles o con que terminen encerrados? ¿Qué me pasa, porqué le grito a un niño y una mujer? (no me retracto de gritarle al taxista) ¿Quién fue? Es una injusticia que me rayara mi coche y pierdo dinero con esto, y perdería más tiempo y dinero llevándolos a la delegación. Lo más probable es que ellos hayan sido, pero bien pudieron ser otras personas. Es increíble que tener un coche en la ciudad te traiga tantos gastos y problemas: tenencia, gasolina, seguros, pago de estacionamientos, lidiar con franeleros, verificaciones multas, refacciones, embotellamientos, etc. ¿No sería ideal que el transporte público fuera eficiente y seguro en la Ciudad de México?

A final de cuentas, termine yéndome del lugar, pendiéndole unas disculpas al niño (porque si estuvo mal que yo llegara gritándole y ajustándolo, al fin el era solo un pobre niño), quedándome con mi enojo y coraje sobre el rayón. Todo esto sin saber cuál es el modo correcto de actuar en estas situaciones y que pensar de estas personas, que no tienen futuro con ese estilo de vida, y que se encuentran realmente desprotegidos en este país, pero que a su vez pueden actuar impunemente cobrando por el espacio público y dañando la propiedad de terceros….