23 junio 2010

Wake up, freak out! Tiempo de actuar.

No había escuchado de este pequeño cortometraje animado de Leo Murray. Este es un resumen de muchas cosas documentadas sobre el cambio climático y sus riesgos; es altamente recomendable verlo para comprender lo básico. Dejo la versión en español, la página oficial donde se puede encontrar más información de este corto es Wake up, Freak out.

¡Despiértate y muévete! from Leo Murray on Vimeo.

12 junio 2010

Si el desastre petrolero hubiera sido en México…


Muchas veces cuando suceden los derrames petroleros en mar carecemos de referencias locales para comprender el tamaño de un desastre de este tipo y más si no vivimos junto al mar. Para comprender la magnitud If It Was My Home creó una herramienta para localizar la mancha de petróleo sobre cualquier parte del palneta y darse cuenta del tamaño y crear conciencia del desastre ecológico. Por ejemplo, si el desastre petrolero hubiera sido en el centro de México, cubriría la mayor parte del mismo. Las proporciones del desastre petrolero del Golfo de México provocado por British Petroleum son enormes, sólo basta ver las fotos publicadas por The Big Picture aquí y aquí.

Por petróleo se desatan guerras como la de Irak y se generan desastres de este tipo (ambos causados por el consumo enorme de E.U.A.).

07 junio 2010

Planta de incineración de Maishima, Osaka.

En Japón uno de los problemas ambientales más grandes que han tenido ha sido el rápido crecimiento de la población y con ello la gran cantidad de basura generada, ya que Japón no tiene tanto territorio para hacer rellenos sanitarios como en otras partes del mundo, así que la solución que han encontrado para lidiar con los desechos sólidos ha sido incinerarlos para que pierdan peso y volumen. La siguiente gráfica ejemplifica muy bien lo anterior y se refiere a la Ciudad de Osaka, y se observa como se ha incrementado la basura generada y casi toda ella ha sido incinerada.


El proceso de incineración es tal que sirve para generar energía eléctrica para las ciudades.

Tal vez la más curiosa de todas las plantas japonesas de incineración de es la de Maishima, en Osaka, por su diseño. Este fue hecho por el artista Friedensreich Hundertwasser a petición del gobierno de Osaka. La razón de esto es que los ciudadanos de se oponían a la construcción de una planta de incineración por las supuestas externalidades negativas que genera (malos olores y contaminación). Externalidades que no genera, debido a la tecnología usada. Para convencer al público el gobierno contrato al artista para el diseño con el fin de que creara una externalidad positiva, es decir, un diseño atractivo para los ciudadanos y que disfrutaran de él y así se accediera a la construcción de la planta.

Hundertwasser fue elegido porque en Viena había hecho una remodelación de una planta de incineración. Cabe aclara que los diseños de Hundertwasserse inspiran en las líneas de la naturaleza y ciertas cosas que recuerdan a los dibujos de un niño, lo que genera un efecto divertido. El resultado es bastante sorprendente en vivo, sobre todo tomando en cuenta lo gris de la ciudad de Osaka.

Lo más impresionante de todo, es que a unos kilómetros de la planta de incineración están construyendo con las cenizas restantes islas artificiales (En las cuales tienen amplia experiencia, como el caso del Aeropuerto Internacional de Kansai). Islas que cuenta con su propio sistema de tratamiento de aguas en lo que se completa el relleno sanitario y posteriormente venden el nuevo suelo para recuperar el costo de construcción y tratamiento. La tecnología y diseños son admirables sin duda para enfrentar los problemas ambientales.



Como último tema me queda la impresión de que en Japón no se ataca la fuente de los problemas ambientales, es decir, el estilo de vida consumista, por el contrario, desean mantener ese nivel de vida (alto consumo y alta generación de desechos), pero con responsabilidad ambiental. Situación que me parece insostenible a largo plazo, pues no existen los recursos en el planeta para ello.

03 junio 2010

Tecnología en todos lados.


Japón me suele sorprender a diario porque a todo tipo de cosas, hasta las más simples, tienden a “tecnologizarlas”, es decir, a agregarles algún tipo de componente tecnológico (aunque eso las complejice). Esta silla de peluquero lo ejemplifica a la perfección. Es ajustable neumáticamente, el asiento siempre está a una temperatura constante y agradable al cliente, todos los aditamentos del estilista o peluquero forman parte de la silla: secadora, rasuradora, etc. Además de que todo tiende a ser muy planeado. Nótese como para lavar el cabello, sólo es necesario girar la silla y se encuentra el lavadero.

01 junio 2010

Taxis en Osaka, Japón.

Los taxis en Japón son caros, si alguien desea tomar uno verdaderamente no lo recomiendo, pero el precio incluye un nivel de servicio muy bueno a comparación de los del DF. Si no saben la dirección, la encuentran rápidamente en GPS, pero eso no es todo. Los taxis se encuentran radio comunicados con su base continuamente y vigilados en su interior con cámara. La sensación de seguridad es bastante agradable. Las puertas son automáticas (las abre el chofer con un botón) y todos los conductores usan traje, con gorro oficial y algunos llevan guantes blancos (muchos japoneses los usan y no he averiguado el porqué). Son extremadamente amables y corteses con el pasajero.

La única cosa que me sigue pareciendo extraña del servicio es la tela de encaje que colocan sobre los asientos (en teoría para darle elegancia). Me recuerdan mucho a las carpetas de mi abuela o de mis tías que ponían sobre los muebles. Creo que ellas estarían fascinadas con el tejido. Siguiendo en el trayecto me pregunto sí algún día el GDF y el Estado de México se decidirán a ordenar el servicio de taxis…