24 agosto 2013

Žižek, democracia, terrorismo y libertades

En 2002 Žižek escribía sobre que el discurso de la guerra contra el terrorismo fuera usado por los liberales para defender la democracia, la terminara destruyendo. Algo que sin duda ejemplifica muy bien el caso de Edward Snowden, sucedido 11 años después y que valientemente han denunciado los excesos cometidos por el gobierno de EUA al violar la privacidad de las personas en Internet y la libertad en Internet. Žižek, más que un visionario, un gran analista. 

"Lo primero que hay que añadir a todo esto hoy día es que lo mismo puede decirse de los propios adalides de la religión:¿cuantos defensores de la religión comenzaron atacando ferozmente a la cultura contemporánea laica y acabaron renegando, ellos mismos de la religión (perdiendo cualquier experiencia religiosa significativa)? Y ¿no es cierto que, de un modo estrictamente análogo, los guerreros liberales están tan ansiosos por luchar contra el fundamentalismo antidemocrático que acabarán echando por la borda la libertad y la democracia misma en su afán de combatir el terrorismo? Sienten tal pasión por demostrar que el fundamentalismo no cristiano es la principal amenaza contra la libertad que están dispuestos a volver a retomar la postura que debemos limitar nuestra propia libertad aquí y ahora, en nuestras consideradas sociedades cristianas. Si los "terroristas" están dispuestos a destruir este mundo por amor al otro, nuestros guerreros contra el terrorismo están dispuestos a destruir su propio mundo democrático en aras del odio al otro musulmán."


Slavoj Žižek, Bienvenidos al desierto de lo real, 2002. 



No hay comentarios.:

Publicar un comentario